Preocupa el yuan, que cae más que las monedas de la región

La divisa china, que retrocede 2,1% en mayo y 3% en el último mes, tocó ayer su menor nivel ante el dólar desde diciembre por la puja comercial con EE.UU.
La divisa china, que retrocede 2,1% en mayo y 3% en el último mes, tocó ayer su menor nivel ante el dólar desde diciembre por la puja comercial con EE.UU. Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
14 de mayo de 2019  

El yuan tocó ayer su menor nivel contra el dólar desde diciembre, al recrudecer la guerra de aranceles entre China y Estados Unidos.

Ese movimiento acrecienta el temor a que el gigante asiático intente compensar mediante una devaluación los perjuicios que esta disputa comercial le provoca, por el impacto que esto tendría sobre los países emergentes, en general, y la Argentina, en particular.

"La guerra comercial empieza a transformarse en una guerra de monedas... Así entramos en un peligroso círculo vicioso", advierte el especialista en mercados Leonardo Chialva, de Delphos Investment.

Lo que encendió la alarma es que el yuan se comportó en la víspera en los mercados como una moneda emergente más: cayó 0,81% contra el dólar, es decir, algo más que el peso argentino (0,7%), el real (0,6%) o el peso mexicano (0,5%), y un poco menos que la rupia (0,9%), el peso chileno (1%), la lira turca (1,2%) o el rand sudafricano (1,4%).

Su valor de intercambio llegó a 6,92 unidades antes de cerrar a 6,88, su menor nivel desde el 24 de diciembre. Con ese corrimiento, una moneda que se ha caracterizado por largos años por su estabilidad ya devaluó 2,1% en lo que va de mayo y casi 3% en un mes.

En su mayoría, el mercado espera que el Banco de China intervenga para evitar que perfore la barrera de 7 unidades por dólar. "Es el número mágico al que hoy está atento todo el mercado", dice Darío Epstein, director de la consultora Research for Traders.

Pero hay una creciente porción de analistas que comienza a creer que ese rescate, en estas condiciones, podría demorarse.

Es allí cuando les viene a la mente el tembladeral que provocó en los mercados globales China en agosto de 2015, cuando dejó deslizar 2% su moneda en solo tres días.

Mercados haciendo cálculos

La duda se instala porque ya había trascendido semanas atrás que el gigante asiático evaluaba avalar una depreciación gradual del yuan para intentar minimizar -por esa vía- el impacto de la creciente disputa con EE.UU. o un posible acuerdo, dado que consistiría en aceptar una limitación a sus exportaciones.

La medida si bien podría apuntalar las ventas del gigante es resistida por un sector del gobierno de Xi Jinping, ya que podría complicar la situación de muchas empresas chinas que tomaron financiamiento del mercado global.

Además, del otro lado, daría argumentos a la administración Trump, que ya viene acusando desde hace tiempo a China de ganar competitividad de modo ilegítimo. "Estados Unidos no quiere que deprecie y gane así más ventaja sobre el dólar. Eso podría llevar la disputa a otra nivel", dice Epstein.

Para este analista también el verdadero riesgo de esta disputa pasa por su impacto en las monedas y -a través de ellas- en la actividad. "Una potencial devaluación podría ayudar a China a mejorar su muy deficitaria balanza comercial con el resto de Asia, pero afectaría muchísimo al crecimiento global", señala.

En ese caso, cree que los mayores costos lo sufrirían "sus vecinos y Europa", por el tipo de relación e intercambio que tienen, y no tanto la Argentina, que básicamente "le vende productos primarios". Pero admite que aquí el golpe nos llegaría "por contagio de mercados".

En ese sentido, algunos costos ya se pueden contabilizar, como el derrumbe que llevó los precios internacionales de la soja a su menor nivel en una década, o los US$600 millones que mermaron las reservas del BCRA en 25 días solo por la desvalorización que se anotó el yuan y su impacto sobre los US$19.000 millones del swap.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.