Preocupación empresaria por los coletazos del crac

"Existe una incertidumbre que lleva a la retracción y a la suspensión de planes de inversión", aseguró el presidente de la UIA; además, reiteró que no es momento de aumentar salarios
(0)
7 de octubre de 2008  • 09:53

La preocupación por los efectos de la crisis financiera global en la economía local se vuelve cada vez más palpable. Esta mañana, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain, admitió que se vive un clima de "incertidumbre" que impacta directamente sobre las inversiones previstas por el sector empresario.

Además, el industrial insistió con que el contexto mundial impide evaluar aumentos salariales masivos y que la prioridad ante la crisis mundial es preservar el trabajo.

Menos inversión. "La realidad es que existe una incertidumbre que lleva a la retracción y a la suspensión de planes de inversión", advirtió Lascurain en declaraciones a radio Continental.

En este punto, reforzó sus cuestionamientos a la posibilidad de que se otorgue un aumento para todos los trabajadores en relación de dependencia antes de fin de año. Y lo hizo con una evaluación drástica. "La real necesidad no es otorgar recomposiciones salariares. En este momento, lo que hay que hacer es preservar el trabajo", destacó.

En el mismo sentido, recordó que "hace pocos meses" hubo negociaciones en paritarias en las que, afirmó, los convenios colectivos de trabajo "cerraron con recomposiciones salariales muy importantes". Y agregó: "Casi todos los sectores industriales alcanzaron desde la salida de la crisis recomposiciones entre 400 y 500 por ciento".

Para completar el razonamiento, Lascurain instó a "respetar" los plazos que rigen la negociación salarial en paritarias y recordó que "en casi todos los casos" las mesas de discusión "están cerradas hasta el año próximo".

Audiencia. Lascurain hizo estas declaraciones pocas horas después de que la UIA reclamara al jefe de Gabinete, Sergio Massa, una reunión urgente para evaluar una solución conjunta que los ayude a "minimizar el impacto de la crisis y su efecto en las cuentas fiscal y comercial, en la política cambiaria, el empleo, la producción y el nivel de actividad económica". Massa-, y no el ministro de Economía, Carlos Fernández- será el encargado de ofrecer una respuesta política a la industria.

Menor consumo. La desaceleración en el consumo local aparece como una consecuencia inevitable. LA NACION señaló en su edición del lunes que diversos sectores- inmobiliarias, casas de electrodomésticos y concesionarios de autos, entre otros- se verán afectados. Muchos ya comenzaron a sentir algún grado de desaceleración de su crecimiento en los últimos meses.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.