Preocupación por la crisis en la Argentina

La expresaron ex presidentes y funcionarios internacionales
Alejandro Rebossio
(0)
5 de diciembre de 2001  

VIENA.- Por el moderno edificio de la ONU en Viena, una de las tres sedes de la organización junto con Nueva York y Ginebra, circulaban ayer las 6000 personas de los cinco continentes que allí trabajan.

En uno de los salones del complejo, donde se encuentra la oficina central de la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), líderes de América latina, España y organismos financieros multilaterales mostraban su preocupación por la situación argentina e incluso se escucharon llamados a la concertación y críticas a la convertibilidad.

El Círculo de Montevideo, el grupo de políticos, pensadores y economistas que fundó el ex presidente uruguayo Julio Sanguinetti en 1996 para el debate de temas latinoamericanos, finalizó ayer sus deliberaciones anuales tituladas "Después del 11 de septiembre", pero sus integrantes estuvieron pendientes de las reacciones en los mercados y en la opinión pública ante el último paquete económico del ministro Domingo Cavallo.

Tema recurrente

"Seguimos por Internet la evolución de la Bolsa madrileña, que ya daba por descontadas las medidas argentinas", reconoció el jefe de gobierno de la Comunidad de Madrid y presidenciable español, Alberto Ruiz Gallardón, cuando formuló la síntesis del encuentro, que incluyó sesiones abiertas y cerradas. "Se habló mucho de la Argentina", resumió uno de los 50 miembros del círculo, en referencia a las reuniones privadas.

El grupo reúne a varios ex presidentes de América latina y España (Felipe González faltó porque estaba enfermo), pero no incluye a ningún ex mandatario argentino, ni Raúl Alfonsín ni Carlos Menem.

Sí estaban el subsecretario de Industria y representante de la Onudi ante Uruguay, Antonio Assefh, y el titular de este organismo, el argentino Carlos Magariños, funcionario del equipo de Cavallo durante la presidencia de Carlos Menem.

También debatieron entre cafés y medialunas el ex presidente colombiano Belisario Betancur, el titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, el ex director general del Fondo Monetario Internacional (FMI) Michel Camdessus, el ex vicepresidente de la Comisión Europea y político español Manuel Marín y el académico brasileño Helio Jaguaribe, entre otros.

"No se puede ocultar la dimensión dramática de la situación argentina", dijo Sanguinettti a LA NACION en un austero comedor de la Onudi. "El desafío de hoy está en asumir responsabilidades y no en buscar culpas, y eso pasa por un vigoroso esfuerzo de unidad nacional.

De esta crisis no se sale a corto plazo ni con debate político, sino con un fortalecimiento del panorama político y social del país", comentó el dos veces presidente de Uruguay (1985-1990 y 1995-2000), que cautivó a los demás miembros del círculo con su oratoria. Sanguinetti advirtió que cuando un país se divide "queda vulnerable a la especulación". Destacó la importancia de la actual reestructuración de la deuda y del nuevo acuerdo fiscal con las provincias.

Desprejuiciado, el intelectual Jaguaribe -que escribió varios libros sobre el Mercosur y la dependencia económica, algunos junto al economista Aldo Ferrer- fue duro con Cavallo. "Temo que la insistencia del ministro con la convertibilidad conduzca a una solución catastrófica", lamentó Jaguaribe, en coincidencia con el editorial de ayer del diario británico Financial Times, que se podía adquirir en los nevados quioscos de Viena.

"O bien sigue Cavallo y el mercado hace explotar el peso, o viene un ministro de Economía inteligente que hace una devaluación controlada", juzgó Jaguaribe.

Sugirió que se creará un tipo de cambio flotante para el comercio exterior y otro sujeto a la inflación para el mercado interno.

Conclusiones

El sociólogo brasileño culpó de la crisis a la convertibilidad y al problema político: "Fernando de la Rúa se quedó sin suficiente apoyo parlamentario y el Congreso no tiene un presidente alternativo, de ahí que sea necesario un gobierno de unidad nacional que incluya a la oposición".

Una de las conclusiones de los dos días de reuniones del Círculo de Montevideo consiste en que América latina necesita de liderazgo para afrontar la crisis ahondada por los atentados del 11 de septiembre último.

"No se puede ocultar la dimensión dramática de la situación argentina. El desafío de hoy está en asumir responsabilidades y no en buscar culpas, y eso pasa por un vigoroso esfuerzo de unidad nacional".

Julio María Sanguinetti

(ex presidente de Uruguay)

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.