Miradas. Presente en cuerpo y ausente en alma