Suscriptor digital

Preso de la tendencia global, el Merval no deja de caer

Vulnerable: influida por el descenso de las acciones tecnológicas en el Nasdaq y por el fuerte crecimiento del PBI de EE.UU., la Bolsa porteña sumó su cuarta baja.
(0)
31 de marzo de 2000  

La caída de las acciones de tecnología y telecomunicaciones y el fuerte crecimiento del PBI de los Estados Unidos en el cuarto trimestre de 1999 impactaron en la mayoría de los índices bursátiles mundiales. El Merval no fue ajeno a la tendencia global y cayó 1,18%, en la cuarta rueda de pérdidas.

El índice Nasdaq cayó también por cuarta jornada consecutiva luego de que a las declaraciones de la estratega de inversión Abby Cohen, del banco Goldman Sachs (quien recomendó reducir el posicionamiento en acciones, en particular las tecnológicas), se sumaran las de Mark Moebius, presidente de la administradora de inversiones Templeton Fund, quien predijo caídas de entre 50% y 90% en algunas acciones del sector.

El indicador tecnológico norteamericano arañó lo que hubiera sido una caída histórica del 6% a media tarde para luego recuperar terreno y culminar la jornada con una merma del 4,02 por ciento. La caída lleva un orden creciente desde el 0,1% del lunes, al 2,51% del martes, el 3,91% del miércoles y el 4,02% de hoy.

El índice Dow Jones de la Bolsa de Nueva York logró sostener los valores positivos casi toda la rueda para ceder finalmente al arrastre del Nasdaq y cerrar con una caída del 0,35 por ciento.

En EE.UU. se conoció la cifra revisada del crecimiento económico del cuarto trimestre de 1999 que resultó del 7,3%, superior al 6,9% esperado. Se trata de la mayor tasa de crecimiento trimestral del producto de los últimos 16 años (9% en el primer trimestre de 1984) y arroja una mejora del PBI del 4,2% para todo el año pasado.

Vuelo a la calidad

La cifra incentivó lo que se conoce como un "flight to quality" (vuelo hacia la calidad) esto es, salir de acciones y comprar bonos soberanos. En consecuencia, se registró una caída en la tasa implícita en los títulos a 30 años hasta el 5,88% tras el cierre de ayer en el 5,98 por ciento.

Esta tasa no bajaba del 5,9% desde que el 25 de agosto de 1999 tocó el 5,85 por ciento. La merma del 1,18% del Merval, que cerró en los 576,53 puntos, resultó inferior a la de los restantes mercados regionales. En México, el IPC (Indice de Precios y Cotizaciones) cayó 3,56% y en Brasil, el índice Bovespa lo hizo en 2,25 por ciento.

La plaza doméstica retrocedió liderada por las compañías telefónicas. Telefónica de Argentina perdió 2,25% y Telecom 2 por ciento. Entre las acciones líderes sólo Renault reflejó un retroceso superior, del 2,91%, mientras que las petroleras PC Holdings y Astra perdieron 1,69% y 1,98% respectivamente, ante la caída internacional del precio del crudo luego del acuerdo de la OPEP. El volumen de negocios fue de escasos 22,6 millones.

Juan Nápoli, de Nápoli Sociedad de Bolsa, destacó la caída mundial de las empresas de telecomunicaciones como principal causante de las pérdidas en el mercado local. "El resto de las acciones tuvieron un comportamiento estable", dijo Nápoli. El analista resaltó el escueto volumen de negocios como un dato que conlleva cierta tranquilidad. "La preocupación surge cuando el mercado cae con volúmenes altos, ya que implica un fuerte interés en deshacerse de los papeles locales", advirtió Nápoli.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?