Prevén un alza del 10% en el precio de la carne

Acompañaría así el incremento en el valor de la hacienda
Franco Varise
(0)
25 de febrero de 2004  

La tendencia a la suba del valor de la hacienda registrada en las últimas semanas en los principales mercados abastecedores provocaría en el corto plazo un aumento de alrededor de un 10 por ciento en el precio de la carne al consumidor.

Según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), si al incremento de los precios de la hacienda se le suma "la injustificada" pérdida de valor que sufrió el cuero en los últimos meses (35%), sería previsible que los precios al consumidor crezcan en "no menos del 10 por ciento".

Por lo pronto, el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, confirmó que los cortes en el nivel mayorista ya empezaron a aumentar a partir del miércoles pasado. "Es esperable que un kilo de milanesa de 6 pesos pase a costar 8 pesos, porque a nosotros los cortes que nos llegaban a 3,50 pesos ahora están a 4 pesos", explicó Williams.

El titular de Ciccra, Miguel Schiriti, señaló que el incremento "resultaría lógico" en caso de consolidarse la tendencia a la suba del valor del novillo pesado, del cual se exportan los cortes traseros, mientras que los delanteros se destinan al mercado interno. A esto se le suma la creciente liquidación de ganado hembra y el anticipo de las ventas por parte de los productores para destinar tierras a la producción agrícola, hoy más rentable.

Demanda v. precios

Este incremento que respondería a factores de mercado y de producción ganadera, según los operadores comerciales, alcanzará inexorablemente las góndolas porque el valor de la carne para el consumo no acompañó la fuerte suba del ganado después de la devaluación. Ahora, con el leve repunte de la demanda, que volvió a ubicarse en los 61 kilos al año por persona, contra los 59 de los últimos cuatro años, este producto regresó al tope del menú doméstico. No obstante, esta eventual suba de precios podría repercutir negativamente en el bolsillo de los consumidores y, en consecuencia, en la demanda de carnes.

"Siempre que aumentó la carne, no volvió a bajar más. Pero es verdad que esto se da en un contexto de incremento de los servicios y de otros productos", consideró Williams. "Esto favorece la compra de carnes de menor calidad o, en algunos casos, la que se vende en negro y genera competencia desleal", agregó.

El consumo interno de carnes registró un repunte, según Ciccra, del 4,1% en comparación con 2002, "favorecido por la normalización macroeconómica que se observó hace un año y medio, la recuperación de la actividad económica y la lenta recomposición de los salarios", señaló. En valores absolutos, sobre una producción de 95.868 toneladas de res con hueso, el 93,5% se destinó al mercado doméstico.

En realidad, el incremento de la carne ya había comenzado en diciembre pasado con respecto a noviembre. En ese mes, los precios de los principales cortes sufrieron un retoque hacia arriba en torno del 1,5 por ciento.

En los cálculos de Ciccra, extraídos del Indec y la cartera de Agricultura, mientras que a fines de año los alimentos y las bebidas mostraron una caída de 0,3% mensual, los cortes vacunos tuvieron una mejora relativa respecto de la pérdida acumulada desde la devaluación de hasta un 10,3 por ciento.

"Poco a poco los precios se fueron reacomodando y era necesario, porque de otra manera se hubiesen producido quebrantos en muchas de las empresas de la cadena de carnes y ganados", opinó Carlos Pujol, vicepresidente de la casa consignataria de hacienda Benito Pujol.

Carnicerías y súper

"Hay que separar a las carnicerías de los supermercados, porque estos últimos pueden subvencionar los aumentos de la carne con otras ventas", añadió.

En su opinión, el mayor incremento de la hacienda (de 1,91 a 2,10 pesos) recayó sobre los animales de mejor calidad. "La vaca, que es el animal que se destina a los comercios del conurbano bonaerense, no ha sufrido aumentos de precios, con lo cual no deberían notarse alzas de la carne en el mostrador", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.