Prevén un dólar en alza, pero sin cambios bruscos

Habría una mayor liquidación de divisas Dicen que el ingreso de dinero del exterior se frenó ante la falta de incentivo de las tasas de interés actuales Algunos estiman que la divisa se ubicará entre 2,90 y 3,05 pesos
(0)
19 de mayo de 2003  

Las principales variables del mercado cambiario hacen prever un comportamiento de leve suba para la cotización del dólar en los próximos días, aunque se descartan movimientos bruscos en el valor de la moneda norteamericana, indicaron analistas económicos y bursátiles consultados ayer por LA NACION.

En la última semana, a la retracción de la liquidación de divisas por parte de las empresas exportadoras y al desaliento al ingreso de capitales por la baja en la tasa de interés se sumaron las declaraciones del presidente electo, Néstor Kirchner, en favor de un dólar cercano a los 3 pesos, pese a que ese nivel implica un incremento del 8% en los últimos días en la cotización de la moneda.

"El menor caudal de liquidaciones de la semana pasada seguramente caerá como una lluvia en los próximos días y eso podría hacer caer algo la cotización, aunque después puede haber un repunte para ubicarse en 2,90 o 2,95 pesos", opinó el especialista de Argentine Research Rafael Ber. El analista considera que los dichos de Kirchner funcionan como una señal para el mercado, pero estimó que de consolidarse el factor político el dólar podría ubicarse en una banda de entre 2,90 y 3,05 pesos. "En realidad no vemos que la cotización vaya a desplomarse ni a explotar", sintetizó Ber.

A su vez, el economista de Raymond James -sociedad de Bolsa y banco de inversión norteamericano- Norberto Sosa explicó que en la última semana había comenzado a notarse un freno en el ingreso de divisas por la incertidumbre y la baja de tasas. "El discurso de Kirchner (tras conocerse la renuncia de Carlos Menem al ballottage) generó preocupación, y si bien Lavagna ha establecido la agenda puede tomarse como cierta desautorización al ministro", dijo Sosa, pero descartó un escenario "dramático" tanto de suba como de baja en la cotización del dólar.

"Evaluamos un comportamiento ligeramente alcista en los próximos días en función sólo del caudal de liquidación de divisas, sin el aporte de los ingresos provenientes del exterior; esto tenderá a mostrar un mercado de oferta restringida y una demanda nerviosa", consideró el economista de Raymond James.

En sus proyecciones maneja una cotización del dólar de entre 3,20 y 3,30 pesos para fin de año. "No vemos un escenario de crisis, sino un mercado acomodándose", afirmó Sosa.

En opinión de Eduardo Blasco, de Maxinver, los temas de fondo en cuanto al excedente de divisas "son los mismos que hace 15 días", en referencia al superávit comercial. "No cambió nada estructural y mucho depende de la actuación del Banco Central (BCRA), que seguirá definiendo para un lado o para el otro la cotización tal cual ocurrió hasta ahora", afirmó Blasco. En términos de evolución a partir del deseo gubernamental de mantener la divisa cerca de los 3 pesos, Blasco explicó que influiría en el mercado en la medida en que el BCRA intervenga para frenar una eventual baja. "Es que habiendo exceso de divisas, hay más oferta que demanda, con lo cual el Central tiene un papel preponderante, aunque va a mover el valor sin buscar movimientos bruscos de entre 10 y 15 centavos diarios. Sería negativo ", explicó Blasco. Por su parte, el consultor privado y asesor de SBS Bolsa Raúl Buonuome indicó que existen ingredientes especiales en el contexto de revalorización internacional de las monedas locales que mantendrían al peso en una situación de fortaleza respecto del dólar.

"Hoy la cotización no es altamente competitiva para la Argentina y creo que cualquier duda o ruido político va a repercutir en el valor de la moneda porque traerá aparejada una retracción en la liquidación de divisas", concluyó Buonuome.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.