Prevén una recesión más profunda

El PBI podría tener una reducción superior al 7% el año próximo
(0)
22 de diciembre de 2001  

Los próximos meses no traerán demasiadas alegrías.

Los analistas creen que el producto bruto interno (PBI) registrará una mayor caída el año próximo, en especial durante el primer semestre.

"El mejor escenario es una caída del 3% al 4%, con especial baja en el primer semestre", arriesgó el economista Carlos Pérez, de la Fundación Capital.

Según dijo Pérez a LA NACION, las decisiones de los próximos meses "pasan por el default y una profundización del corralito financiero, que naturalmente provocarán mayor recesión".

El economista sostuvo que estas decisiones "tal vez sean inevitables", pero aclaró que provocarán una mayor recesión.

En la misma sintonía, el ex viceministro Daniel Artana consideró que la actividad del cuarto trimestre de este año caerá un 5% y agregó que en 2002 el PBI se desbarrancará entre el 7% y el 9% anual.

El analista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) señaló que estas cifras ya incluyen el resultado de las medidas que vaya a tomar la nueva administración nacional.

Repunte ligero

Con cifras parecidas se manejaba ayer el ex viceministro Orlando Ferreres.

En diálogo con LA NACION, el consultor anticipó que el PBI de 2002 caerá un siete por ciento frente a 2001.

"En enero puede ser que las medidas que se tomen provoquen una ligera reactivación, pero en febrero, si optan por dar liquidez, los precios se pueden disparar y entonces habrá una nueva recesión", opinó Ferreres.

Sin poder separar el plan económico del político, los analistas consideraron que las primeras medidas que tome el gobierno de transición serán decisivas para corroborar estos datos o profundizar la caída. Además, dado que uno de los pilares del plan sería declarar una moratoria en el pago de la deuda soberana, consideraron que esto traerá aparejado un mayor recorte del crédito exterior.

"La Argentina se tiene que olvidar por algunos años de conseguir dinero privado desde el exterior", señaló a LA NACION un joven economista que colabora estrechamente con el referente justicialista que asumirá el Ejecutivo este fin de semana, el gobernador puntano Adolfo Rodríguez Saá.

La alternativa sería renegociar otro plan con el Fondo Monetario Internacional (FMI), una alternativa difícil si se piensa en emitir más Lecop, razonó anoche el ex ministro Roberto Alemann.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.