Primera operación con factura de crédito digital

(0)
29 de julio de 2019  

El Mercado Argentino de Valores (MAV) registró la primera operación de factoring en la Argentina. La factura de crédito electrónica (FCE), una herramienta de financiamiento pensada para las pymes e incluida en la nueva ley de financiamiento productivo, fue emitida por un valor de $4.023.612,80, a un plazo de 50 días y con una tasa de interés del 45% anual. El agente Balanz Capital Valores estuvo a cargo de la negociación, según informó el MAV. "En MAV, junto con Caja de Valores, tenemos plataformas operativas adaptadas para incorporar este nuevo instrumento, que se suma a la negociación de otros productos claves como el cheque de pago diferido y el pagaré -señaló-. Fernando J. Luciani, director ejecutivo del MAV. "Tenemos conocimiento de que muchos agentes están muy cerca de sumar nuevas facturas conformadas para su negociación en el mercado de capitales".

A partir de la ley, la pyme es dueña de las facturas a los 30 días de su emisión y las puede vender y potenciar su financiamiento. "La FCE transforma un crédito comercial en un crédito financiero, convirtiendo así un crédito ordinario en un título ejecutivo", destacó el MAV.

El acceso al crédito y las tasas convenientes que posibilita el mercado de capitales ganaron la atención de las pymes, según los datos del MAV. El total negociado en cheques de pago diferido en lo que va del año alcanza los $42.528 millones, por encima de los $39.347 millones en 2018.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.