Procuran asegurar la baja de las tasas

El BCRA prorrogó facilidades a bancos Mantiene por otro mes los requisitos de liquidez al 21%, un punto menos que lo normal Y sigue colocando millonarios pases Toma de ganancias en los mercados
Javier Blanco
(0)
31 de agosto de 2001  

En un intento por asegurar la baja de las tasas de interés, el Banco Central (BCRA) resolvió ayer prorrogar por un mes la reducción en un punto en los requisitos mínimos de liquidez dispuesta en medio de la crisis al tiempo que mantiene una política de activa asistencia al mercado mediante pases.

De esta manera, durante septiembre los bancos deberán mantener en su poder $ o US$ 21 de cada 100 que capten como plazos fijos, contra los 22 que se les exige en condiciones normales. A su vez, el BCRA entregó ayer 2085 millones en préstamos a los bancos contra la entrega de bonos, la segunda mayor cifra del mes, tras los 2087 millones girados el viernes 10 cuando todo era incertidumbre.

La elevada inyección de fondos, en un contexto en que las tasas interbancarias han retrocedido hasta ubicarse en los valores mínimos del año, responde a la activa demanda de algunas entidades "especialmente del sector público", detallaron en la entidad, antes que a la necesidad de ayudar a que el call se mantenga barato, aunque son conscientes del valor psicológico que en estas circunstancias tiene la baja de ese número.

La atípica baja responde a un exceso de liquidez puntual con que se encontraron varios bancos grandes que en los peores días de la crisis habían tomado más fondos que lo habitual en procura de asegurarse un fin de mes no traumático, en la medida en que el cuadro de inestabilidad financiera se hubiera sostenido.

La prudencia del BCRA tiene que ver con el desfase que se ha producido entre las tasas interbancarias y el resto de los precios financieros. Ocurre que así como el call cayó del 42,3 al 5,25% anual para operaciones en pesos (o del 18 al 4,5% en dólares, tomando siempre los valores máximos con los mínimos actuales), la tasa que los bancos cobran a las empresas de primera línea por los créditos operativos se mantienen por encima del 31% en pesos y del 22% en dólares, es decir, en valores no tan lejanos a los que tuvo cuando las entidades aún perdían depósitos.

Pero las autoridades monetarias creen que el costo del financiamiento al sector privado irá bajando en la medida en que los bancos sigan recuperando depósitos al ritmo al que lo han hecho en los últimos días.

En tanto ayer se conoció que las reservas del sistema financiero cayeron a US$ 19.802 millones el martes, (0,99 menos que el lunes). La reducción en unos 200 millones obedece a una baja en la circulación monetaria que se produciría porque hay bancos que están devolviendo divisas que habían importando en espera de una mayor demanda de dólares. En los últimos tres días las remesas al exterior sumaron US$ 357 millones.

La base monetaria (circulante más depósitos a la vista) cayó de 13.221 a 12.954 millones de lunes a martes.

Baja en los mercados

En tanto, el moderado monto que exhiben los negocios privó ayer a los bonos y acciones locales de concretar una tercera jornada positivos y los dejó al influjo del mal humor que transmitieron los inversores que operan en Wall Street, preocupados por la desaceleración que muestra la economía norteamericana.

Después de dos jornadas con todas las variables arrojando mejoras, los inversores optaron por cristalizar ganancias, lo que se reflejo en el retroceso que mostraron los precios.

En la Bolsa las empresas líderes perdieron un 2,10% pese a que se operó el mayor volumen de la semana: $ 22,33 millones. Pero debe repararse que algo más de $11 millones fueron por negocios operaciones con empresas extranjeras a través de Cedears y tienen que ver con inversores que, ante las malas perspectivas que se ciernen sobre Wall Street, desarmaron posiciones que mantenían en papeles extranjeros.

Entre los títulos públicos el panorama fue similar. Las cotizaciones cayeron 1,2%, elevando en 19 puntos la tasa de riesgo país cerró en 1405 unidades. Los bonos más afectados fueron los globales 2008 y 2031, que cedieron más del 2,4 por ciento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.