Procuran revitalizar el mercado de capitales argentino

Reclaman más herramientas fiscales
Reclaman más herramientas fiscales
(0)
27 de agosto de 2001  

(DyN).- Un grupo de especialistas en finanzas reconoció que el reciente decreto del Gobierno que impone "mejores prácticas" para el mercado de capitales generará mayores posibilidades de obtener fondos para las empresas, aunque advirtió que hace falta desarrollar otras herramientas, en especial impositivas, para consolidar un sistema que aún opera con muy bajo volumen de negocios.

Mediante el decreto 677/2001, el Gobierno pretendió compatibilizar la legislación argentina con las normas que prevalecen en el mercado internacional de capitales, exigiendo por ejemplo que las sociedades que cotizan en Bolsa tengan directores no vinculados con el accionista controlante. También establece que en estas sociedades debe haber un comité de auditoría, lo cual, a juicio de los operadores financieros, disminuirá las desventajas comparativas del país en la competencia por atraer inversiones.

En los últimos años se generó una tendencia a concentrar en inversores institucionales como bancos, fondos de jubilaciones y de inversiones y compañías de seguros, proporciones crecientes del capital accionario de las corporaciones, escenario en el cual la Argentina incrementó su participación. Para tratar estos temas, la consultora KPMG organizará, el 4 del mes próximo, un seminario sobre "el gobierno corporativo en los tiempos de la transparencia", destinado a ejecutivos de finanzas de empresas y bancos y directores de sociedades.

Allí disertarán Emilio Cárdenas (director ejecutivo del HSBC Argentina), Edgar Jelonche (director general de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires), Máximo Bomchil (managing partner de M&M Bomchil) y Alberto Schuster (socio de KPMG).

Cárdenas consideró que el decreto del Gobierno "es un paso adelante en la dirección para consolidar el mercado de capitales en la Argentina", y sostuvo que "es importante porque genera pautas de conducta concretas que aseguran transparencia e información, y ambas herramientas son indispensables para un mercado de capitales abierto y moderno". No obstante, aclaró que "todavía tenemos muchísimo que trabajar en la estructura del mercado de capitales, que en la Argentina está muy disperso. Necesita concentrarse para buscar volumen, y al mismo tiempo para bajar costos".

Por su parte, Schuster coincidió acerca de los avances que representa el decreto, al señalar que "uno de sus propósitos principales es hacer que la comunidad disponga de mayores garantías respecto del control que se ejerce sobre las empresas que hacen oferta pública de sus títulos valores".

Así, indicó que "esto se relaciona con los ahorros públicos que se invierten en las compañías, y también expresa el interés social en el éxito de las empresas, que depende en buena medida de las bondades de los sistemas de control". Explicó que "uno de los aspectos fundamentales de la norma es el establecimiento de comités de auditoría, que representa una mejora en la supervisión del manejo de los riesgos del negocio, y la presencia de directores independientes en los comités de auditoría aporta una visión neutral y necesaria acerca de cómo se tratan los asuntos".

En tanto, Jelonche señaló que "este decreto es muy importante porque define y regula una serie de requisitos para la oferta pública y el desenvolvimiento de las sociedades y los intermediarios", no obstante lo cual sostuvo que también son necesarias "disposiciones fiscales que otorguen incentivos para la inversión del ahorro en el país, el retorno de los capitales, que no se exporten capitales y las empresas tengan suficiente motivación para ofrecer sus acciones".

Por su lado, Bomchil consideró que "para que crezca el mercado de capitales hace falta mayor estabilidad en las reglas de juego y un régimen impositivo que aliente su desarrollo", y estimó que es preciso dar "incentivos fiscales, como un impuesto a las ganancias más bajo para sociedades que salgan al mercado".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.