Proponemos una opción que da estabilidad y beneficia a propietarios e inquilinos

Gervasio Muñoz
Gervasio Muñoz PARA LA NACION
(0)
18 de diciembre de 2016  

Después de 32 años volvemos a discutir en el Congreso el rol del mercado inmobiliario en el sector de los inquilinos. Derribemos mitos. Dice el "mercado inmobiliario":

1) "Siempre que se reguló el mercado de los alquileres fue peor para los inquilinos." Cuando se reguló el mercado, como sucede en todas partes del mundo, la regulación establecía congelamiento de los precios de los alquileres y prohibición de los desalojos en una coyuntura donde la mayoría de la población era propietaria o podía serlo a corto plazo. Nosotros planteamos en nuestra ley que los precios se actualicen siguiendo el rumbo de la economía, bajo ningún punto de vista planteamos el congelamiento.

2) "El problema es que no hay créditos hipotecarios." Todos estarán al tanto de las llamadas "burbujas inmobiliarias", un sistema de créditos hipotecarios accesibles para todos, que luego estalla en una crisis de desalojos y deudas. La tierra cada vez más concentrada. La vivienda cada vez más cara. ¿A quién le convienen los créditos hipotecarios? A los bancos y al mercado inmobiliario. Mientras los inquilinos sigamos dejando nuestros ahorros en las inmobiliarias y la mitad de nuestro salario en alquileres que aumentan por encima de cualquier índice de inflación, difícilmente podamos soñar con un crédito hipotecario.

3) "Todo se soluciona con la ley de la oferta y la demanda." Nunca se ha construido tanta vivienda como en los últimos años. En la ciudad de Buenos Aires, y sólo para poner un ejemplo, hay una vivienda cada dos habitantes. A pesar de haber aumentado la oferta como nunca en la historia argentina, los alquileres han aumentado de forma exorbitante y el valor del metro cuadrado se ha triplicado en los últimos años. Habrá que sincerar la discusión. Estamos proponiendo una ley que genera estabilidad y previsión en un mercado que no goza de ninguna de estas dos características.

Estamos proponiendo una ley moderada, a la altura de las circunstancias, moderna, que beneficie a propietarios e inquilinos. El mercado no quiere que haya ley, porque cuando hay ley gobiernan ellos. Para que tengamos una recuperación económica, no caigamos en una crisis habitacional que perjudique a todos, debemos tener seguridad jurídica.

El mercado inmobiliario debe dar una discusión seria. Los alquileres se regulan en todo el mundo y de forma mucho más dura de lo que nosotros estamos planteando en nuestro proyecto. No engañemos a propietarios ni a inquilinos. Merecemos un mercado del alquiler serio y responsable. Todos.

El autor es presidente de la Asociación Civil Inquilinos Agrupados

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?