Pronósticos financieros. Prudencia ante la crisis