Punto por punto, qué le reclaman los empresarios a los políticos en el marco del G-20

Después de 10 meses de trabajo, el grupo de empresarios que funcionó en el marco del G-20 elaboró un documento que le entregó ayer a Macri con sugerencias concretas.
Después de 10 meses de trabajo, el grupo de empresarios que funcionó en el marco del G-20 elaboró un documento que le entregó ayer a Macri con sugerencias concretas. Crédito: Prensa
Francisco Jueguen
(0)
29 de noviembre de 2018  • 10:17

El B-20, el grupo de afinidad empresaria en el grupo de los 20 países más importantes, presentó ayer su comunicado final de recomendaciones de políticas públicas para el G-20. El documento fue presentado ayer al presidente Mauricio Macri por el presidente del B-20, Daniel Funes de Rioja, y el secretario general de la Uocra, Gerardo Martínez.

Los tres pilares sobre los que se centró el trabajo final fueron: igualdad de oportunidades e inclusividad, promoción del crecimiento y acción climática y uso sostenible de los recursos. El trabajo del B-20, que duró más de diez meses contó con aportes de 1700 líderes empresarios, de 740 compañías y 260 cámaras empresarias, 34% pymes y 27% mujeres, según aclara el documento que se presentó ayer en el cierre del B-20 argentina.

Las 5 claves para entender qué es la cumbre del G-20

02:29
Video

"Este conjunto de recomendaciones constituye un marco de referencia que apunta a reducir sustancialmente la pobreza global mediante la promoción del trabajo digno y el crecimiento económico, así como la reducción de las inequidades. Como se ha mencionado anteriormente, todo este trabajo resultaría insustancial sin la implementación de medidas concretas", estimó el comunicado y agregó: "Es de suma importancia señalar que casi el 75% de nuestros planes de acción son implementables a nivel nacional y, por lo tanto, deberían impulsar una agenda de estado prioritaria para los gobiernos del G20".

Sobre el primer pilar, se abordaron estos temas: garantizar una educación de calidad para todos, construir una cultura de integridad, erradicar la malnutrición, lograr la equidad de género y fomentar mercados laborales formales e inclusivos.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, participó de la última reunión del B-20.
El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, participó de la última reunión del B-20. Crédito: Prensa

Sobre el segundo: emprendedurismo como fuente fundamental de empleo, fomentar la inversión en infraestructura, garantizar acceso a energía asequible, confiable y sostenible, alcanzar la conectividad global y aumentar la productividad mediante la adopción de tecnología. Además, eliminar distorsiones competitivas de las empresas estatales, nuevas reglas para la era digital, eliminar las barreras al comercio alimentario, reformas estructurales de la OMC y una política de inversión multilateral.

Con relación al tercer pilar, se discutieron: producción alimentaria sostenible, minimizar la pérdida y el desperdicio de alimentos, promover la eficiencia de recursos y los modelos de economía circular, facilitar las transiciones a energías más limpias, implementar prácticas de eficiencia energética, e invertir en acción climática.

Luego del debate, el B-20 realizó recomendaciones y políticas de acción para cada uno de los gobiernos del G-20. Dentro del grupo de integridad y cumplimiento de normas se destacan, por ejemplo, acciones como las propuesta de establecer incentivos estandarizados en las contrataciones públicas de infraestructura o garantizar que las empresas estatales sigan y se comprometan con estándares elevados de integridad y cumplimiento y rindan cuentas ante las partes interesadas, por ejemplo mediante información pública sobre programas anticorrupción. También ordenar el uso de registros públicos de beneficiarios que implementen verificaciones de información y clasificaciones de datos consistentes a nivel global o desarrollar normas para el intercambio efectivo y eficiente de la información, entre varias más.

El titular de Copal, Daniel Funes de Rioja, fue el presidente del B-20.
El titular de Copal, Daniel Funes de Rioja, fue el presidente del B-20. Crédito: Prensa

En el grupo de Sistema Alimentaria Sostenible se propuso analizar pautas nutricionales de distintos países para determinar el impacto sobre la sostenibilidad ambiental y sobre la salud pública en general o desarrollar recomendaciones nutricionales dietarias con respaldo gubernamental que sean simples y fáciles de comprender y tengan fundamentos científicos. Otra fue garantizar que la disponibilidad de alimentos y bebidas en las escuelas sea coherente con las pautas nutricionales con respaldo gubernamental para una dieta equilibrada y saludable. También se aconsejó "analizar el impacto de los sistemas de etiquetado existentes en los resultados deseados" y adoptar un sistema de etiquetado armonizado, multilateral y con fundamento científico".

Por otro lado, se pidió identificar las principales amenazas ambientales o climáticas para estimar el impacto socioeconómico sobre los mercados agrícolas locales y globales. También se reclamó renovar las negociaciones sobre la reducción del apoyo interno distorsivo del comercio "para lograr un acuerdo exitoso en la próxima conferencia ministerial de la OMC" y poner fin a los subsidios a la pesca ilegal.

En el grupo focalizado en el empleo hubo más que nada recomendaciones, como las de mejorar los sistemas educativos para que se alineen con las necesidades del mercado laboral del futuro, cerrar brechas en la educación básica para promover condiciones de igualdad para todos los actores del mercado laboral a futuro, fortalecer la inclusión en los mercados laborales y atacar las causas del empleo informal. Además se pidió trabajar en el empleo de las mujeres, los jóvenes y las personas con discapacidad.

El grupo Financiación del Crecimiento y la Infraestructura reclamó mejorar el flujo de proyectos para cerrar la brecha entre las prioridades de la planificación nacional y los requerimientos de los inversores privados, fomentar el rol de los Bancos Multilaterales de Desarrollo y promover la excelencia en la ejecución de las PPP, entre otras medidas.

El grupo afectado por Comercio e Inversiones recomendó fomentar un acuerdo sobre distorsiones competitivas impulsadas por el Estado, apoyar la "celebración rápida" de un acuerdo de comercio plurilateral sobre e-commerce bajo el amparo de la OMC, detener el aumento de las medidas con efectos distorsivos al comercio que terminan afectando la inclusión, profundizar el trabajo de la OMC en el área de las barreras técnicas al comercio y medidas sanitarias y fitosanitarias, facilitar la inclusión de las pymes y acelerar la iniciativa para un acuerdo multilateral sobre facilitación de las inversiones.

El grupo sobre Energía, eficiencia de recursos y sustentabilidad pidió implementar planes de desarrollo para las transiciones energéticas, desarrollar soluciones financieras para energías más limpias y renovables, apoyar las reformas regulatorias en materia energética para promover la innovación, recompensar el ahorro y uso eficiente de la energía, desarrollar planes de edificios inteligentes o promover la economía circular.

El grupo de Economía Digital e Industria 4.0 recomendó minimizar la brecha de habilidades en el futuro al invertir en programas de educación digital, facilitar la transición laboral abordando la falta de flexibilidad, apoyar la creación de un ecosistema que fomente el desarrollo y la implementación de tecnologías de la Industria 4.0, promover la asequibilidad al facilitar el acceso a dispositivos y la conectividad, implementar políticas transfronterizas de e-commerce robustas, eficaces a largo plazo, comunes, interoperables y no discriminatorias, alentar negociaciones sobre comercio digital dentro de la OMC y trabajar en pos de normas impositivas consistentes, fomentar estándares interoperables de protección de los datos y la privacidad, entre otras.

El último grupo de desarrollo de Pymes reclamó fortalecer la capacidad de las pymes para captar y preservar los talentos, mejorar el acceso al financiamiento mediante la diversificación de instrumentos de financiación y la simplificación de trámites financieros, promover entornos regulatorios simplificados, y también la aplicación de políticas para reducir costos asociados con la contratación de trabajadores por parte de las pymes, entre varios otras líneas de acción y recomendaciones del B-20.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.