Qué sugieren los especialistas

Cómo manejarse con las inversiones
(0)
25 de abril de 2004  

Aunque los que eligen ponerse a cubierto son mayoría, algunos analistas sostienen que la última corección bajista que sufrió la Bolsa dejó abierta una posibilidad de compra, aunque aclaran que sólo la recomiendan para aquellos que inviertan pensando en el mediano plazo y tengan el temple necesario como para no asustarse ante los vaivenes que seguramente enfrentará de aquí en más el mercado.

Ocurre que la diferencia entre unos y otros se diluye a la hora de hacer las proyecciones: sea con subas o bajas en el horizonte, todos evalúan que ese transcurrir se caracterizará por los altibajos.

Al tomar en cuenta las dudas que los cambios de escenario suscitan entre los inversores menos sofisticados, LA NACION les pidió a cinco especialistas las recetas que recomiendan para enfrentar esta coyuntura considerando una hipotética disponibilidad de $100.000 para volcar a colocaciones.

Palabras autorizadas

Para Esteban Marx, del Comafi, la actual coyuntura aún deja buenas oportunidades para acumular ganancias. Sugiere destinar un 60% de la inversión en préstamos garantizados. "Son títulos en pesos, algo ilíquidos, pero que brindan buena cobertura inflacionaria y pagan un interesante flujo mensual. Hoy rinden 15%, es decir, más que duplican la inflación proyectada", explicó. El 40% restante lo reparte entre títulos del Tesoro de los EE.UU. (10%, pero sólo por 60 días y para sacar provecho de la suba de tasas y diversificar monedas), otro 10% en acciones de Molinos ("porque cuenta con un mix de ventas flexible entre mercado doméstico y el internacional) y el 20% restante "en plazos fijos".

Rafael Ber, por su parte, prioriza las inversiones en pesos con cobertura inflacionaria y recomienda distribuir la cartera de inversión "un 30% en Boden 08 y otra porción similar en Bogar 18, dos títulos muy líquidos" y el 40% restante lo reparte en acciones: "Acindar, Grupo Galicia, Telecom, TGS, Indupa, Aluar, Bansud y Molinos", mencionó en participaciones simétricas de 5 por ciento por cada papel.

Reos, de Allaria Ledesma, opta por diversificar algo más las colocaciones entre pesos y dólares o euro, y dice que hay que estar muy alerta si la moneda europea llega a US$ 1,16 para comprar. Prescribe destinar un 30% de la inversión en fideicomisos financieros "o bonos cortos que ajusten por CER, como el Boden 08", otro 25% a bonos con CER, pero largos o títulos corporativos como los de Petrobras Energía ("rinde un 9%, acota"), otro 30% en acciones (menciona entonces a Acindar, Central Costanera, Siderar y Tenaris) y postula que el 15% restante habría que volcarlo a "títulos extranjeros pero que sean invesment grade".

Blasco, de Maxinver, elige poner el 60% en bonos nuevos como "el Bogar 2018 o el Bocon Pro 12", 30% en las letras o notas que emite el Banco Central y ajustan capital por CER ("y que tengan una vida promedio de un año y medio", aclara) y dejar el 10% restante para colocaciones de "muy alta liquidez para aprovechar alguna oportunidad que se presente".

El objetivo de valorización de los bonos del Gobierno es del orden del 15 al 20% a un año vista, más la inflación que se observe en el período. Pero hay que estar atento para tomar ganancias si las subas cubren un 60% o un poco más de esa expectativa", recomienda.

Por último, Héctor Cámpora, de SBS, mantiene su apuesta por las acciones argentinas a las que sugiere destinar el 60% de la cartera pero con este reparto: "15% en Telecom, 10% en Acindar, Bansud, Molinos y TGS y 5% en Siderar".

La otra parte de este potencial portafolio de inversión lo vuelca al Bogar 2018, el bono que surgió del último canje de deuda provincial. "Es una cartera con una expectativa de ganancia del 16% al año y una volatilidad esperada nunca mayor al 12%", detalló.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.