Quickfood le comprará hacienda a Adecoagro

Son 53.000 cabezas; le alquilará tierras
(0)
17 de diciembre de 2009  

Pese a la crisis por la que atraviesa la ganadería y al particular momento de convulsión en torno del precio de la carne, en el mercado hay empresas que continúan apostando por este sector. Ayer, Quickfood SA, el frigorífico controlado por el brasileño Grupo Marfrig, anunció que le hizo una oferta a Adecoagro para comprarle aproximadamente 53.000 cabezas de ganado de una explotación de cría.

Adecoagro es un grupo inversor que nació en 2002 con management argentino y tiene entre sus inversores al multimillonario húngaro-norteamericano George Soros.

En una comunicación enviada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Quickfood informó además la oferta para alquilar a Adecoagro 74.000 hectáreas de campo, siempre para esas cabezas vacunas, distribuidas entre las provincias de Formosa, Corrientes, Santa Fe y Santiago del Estero. Además, la propuesta, que deberá ser analizada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, contempla la adquisición de elementos para la explotación ganadera, dos feed lots y los animales de la tradicional cabaña vacuna Pilagá. "El precio por los activos a ser transferidos es de US$ 14,5 millones", dice la comunicación del frigorífico. En el fondo, más allá de la compra de hacienda y tierras en alquiler se trata de una alianza entre las dos firmas, ya que los animales seguirán en los campos de Adecoagro y esta firma producirá su alimento.

"Esto lo consideramos estratégico y abre la oportunidad para trabajar con los ganaderos", dijo Miguel Gorelik, de Quickfood. La hacienda que se comprará representa menos del 3 por ciento de la faena anual del frigorífico.

Por el lado de Adecoagro, una fuente cercana a la empresa consideró que "se trata de la posibilidad de integrarnos con alguien de la cadena". "No salimos del negocio ganadero; nos integramos", dijo. Se calcula que Adecoagro venderá cerca del 40% de su stock.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.