Quién es Gabriel Romero, el empresario que pagó US$600.000 por un decreto