Reafirman la continuidad del ajuste

A pesar de la baja recaudación, Economía asegura que cumplirá con el déficit cero
A pesar de la baja recaudación, Economía asegura que cumplirá con el déficit cero
(0)
24 de agosto de 2001  

"Sorpresas desagradables no hay en el acuerdo. La sorpresa agradable es que el déficit cero se va a cumplir".

Con más tranquilidad por el anuncio del convenio con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero sin ningún atisbo de euforia, un alto funcionario del Ministerio de Economía reiteró ayer que en los próximos meses se llevarán a cabo tantos recortes como sean necesarios para cumplir con la regla del déficit cero.

Mientras se aguarda la letra final del entendimiento con el FMI, que permitirá el desembolso de 5000 millones de dólares en septiembre, en el Palacio de Hacienda prometieron que "los números fiscales no se van a descontrolar".

Cansado por el viaje, el viceministro precisó que en septiembre también llegarán US$ 400 millones del Banco Mundial (BM) y 500 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En este sentido, la fuente cavallista aseguró a LA NACION que en el mediano plazo no está garantizado ni el piso de transferencias a las provincias ni el porcentaje de recortes a los salarios y las jubilaciones.

-¿No está garantizado el giro mensual de $ 1364 millones a las provincias este año?

-Por ahora sí, pero hay que ver cómo evoluciona la situación fiscal. Cuando existen restricciones como las actuales, nadie puede garantizar nada.

En la misma sintonía, la fuente admitió la imprevisibilidad del ajuste en salarios y jubilaciones, a pesar de que Cavallo anunció anteayer que en 2002 los haberes no sufrirán recortes.

La fuente admitió que la tarea no será fácil de cumplir, porque ni siquiera en el Ejecutivo hay una cabal comprensión del ajuste que debe encararse. "Algunos creen que con un par de decretos todo se arregla", se quejó el funcionario.

"En la Anses por ejemplo -recordó el funcionario con furia-, se anunció un recorte anual de $ 657 millones que incluía un ahorro de $ 70 millones en mayo. Pero resulta que ese mes, en lugar de ahorrar, gastaron más recursos de los que tenían".

Frente a los pronósticos pesimistas de los analistas locales respecto de las metas fiscales, en Economía dejaron en claro que:

  • aún cuando la recaudación siga en baja (este mes cae más del 6%), se apelará a todos los mecanismos posibles para cumplir con el déficit cero.
  • a diferencia del blindaje, cuyo efecto se evaporó en dos meses, se considera que el déficit cero es una "señal muy contundente" que debería encender el círculo virtuoso de baja del riesgo país, caída de tasas y reactivación económica.
  • -¿Qué incidencia tiene el canje voluntario en este escenario?

    -Es un tema menos relevante que el déficit cero. Sería necio no aceptar la operación, pero no es una prioridad-confesó la fuente, como para confirmar que la propuesta fue la moneda de cambio del Tesoro de los EE.UU. para convalidar el acuerdo con el Fondo.

    En la misma sintonía, el viceministro Daniel Marx dijo a LA NACION que "las energías del Gobierno están puestas en el cumplimiento del déficit cero", más que en la operación de deuda, que demorará algunos meses hasta concretarse. En Economía aclararon que, si la garantía del canje es parcial, cuanto más se apalanque , menos ahorro se logrará.

    -¿Hubo un cambio de actitud en el Tesoro para desbloquear el acuerdo con el FMI?

    -La clave fue incluir dos elementos que hacen sostenible este programa: el canje voluntario y las negociaciones comerciales entre el Mercosur y los Estados Unidos.

    Aunque no quiso brindar detalles del canje, en su entorno había tranquilidad porque, con esta negociación por delante, Marx recuperó un lugar central en el equipo económico. "Lo llamaron a su juego, porque en los próximos meses los principales temas de la agenda pasarán por sus manos. Para EE.UU. él es el garante de que esto salga bien", dijo la fuente.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.