Rechazan los legisladores cambios en la coparticipación

En la oposición y en el oficialismo se mostraron contrarios a aceptar las exigencias del FMI
En la oposición y en el oficialismo se mostraron contrarios a aceptar las exigencias del FMI
Martín Dinatale
(0)
23 de agosto de 2001  

Diputados y senadores de diferentes extracciones políticas coincidieron en señalar ayer que las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) para que el Congreso apruebe una nueva ley de coparticipación federal no se podrán cumplir ni en los tiempos ni en las formas pautadas por el organismo mundial.

De esta manera, uno de los principales condicionamientos que impuso el FMI para otorgar a la Argentina un crédito de 8000 millones de pesos resultaría de difícil acatamiento inmediato.

Por innumerables desencuentros políticos, reclamos económicos de los gobernadores y la histórica pelea entre la Nación y las provincias, la nueva ley de coparticipación federal, que fue planeada en la reforma constitucional de 1994 y cuya instrumentación definitiva la Carta Magna exigía para diciembre de 1996, aún no se aprobó.

Para establecer cada año una nueva redistribución de los ingresos entre la Nación y las provincias, los gobiernos de Carlos Menem y de Fernando de la Rúa optaron por acordar distintos pactos fiscales con los gobernadores. El último fue redactado en 1999 por el ex ministro de Economía José Luis Machinea. Allí se estableció que por cinco años las provincias recibirían un piso de $ 1350 mensuales que la Nación les giraría en concepto de impuestos coparticipables.

Empero, el acuerdo sellado anteayer entre el Gobierno y el FMI modificaría estas reglas de juego. Para girar los 8000 millones de pesos de crédito, el Fondo habría sugerido que se apruebe en lo inmediato una ley de coparticipación. A la vez establecerían que, debido al bajo índice de recaudación, las provincias deberían recibir menos dinero que el que reciben en la actualidad.

Si bien los legisladores justicialistas y los de partidos provinciales se muestran más duros a la hora de frenar una embestida del Gobierno o de los acreedores internacionales, los representantes del oficialismo en el Congreso también expusieron un discurso pesimista de cara a las exigencias del FMI.

Desde el PJ, el jefe del bloque de senadores y titular de la Comisión de Coparticipación Federal, José Luis Gioja (San Juan), dijo: "No estamos dispuestos a aprobar a los apurones y bajo presión una ley de coparticipación". Además, calificó de "locura" el pedido del FMI de bajar el piso de coparticipación que hoy reciben las provincias "porque ello significaría mayor ajuste y eso no se aguanta socialmente".

Para conocer los alcances reales del acuerdo con el FMI y las pautas allí establecidas, para el jueves próximo fue citado a la Comisión de Coparticipación el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, que ayer confirmó su concurrencia.

Por otra parte, el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Oscar Lamberto (PJ-Santa Fe), adelantó que en un eventual debate de la nueva ley de coparticipación se deberían redefinir los papeles de la Nación y las provincias para que "no sólo se distribuyan los ingresos, sino que también haya un real control de los gastos que tienen tanto el Estado nacional como las provincias".

Para el legislador, "imponer una baja en la distribución de impuestos a las provincias sería ir contra la Constitución, que impide reducir porcentajes de los fondos coparticipables".

Similares inquietudes se plantearon desde el oficialismo. El titular de la bancada de senadores de la UCR, Jorge Agúndez (San Luis), dijo a este cronista que "en un año electoral y sin un previo consenso con los gobernadores será imposible aprobar una ley de coparticipación como requiere el FMI".

"A pocos días de las elecciones y con este Senado es imposible aprobar de inmediato una nueva ley de coparticipación", señaló el jefe del bloque de diputados de la UCR, Horacio Pernasetti.

Como la voz cantante de los partidos provinciales, el demócrata de Mendoza Carlos Balter dijo que "si se discute una ley de coparticipación, habrá que revisar los beneficios que tienen los gobernantes de la ciudad de Buenos Aires o del conurbano, que reciben fondos de las provincias para subsidiar sus ferrocarriles".

Los números del reparto

  • 1364
  • Millones

    Son los recursos mensuales que la Nación les garantizó a las provincias este año y el próximo, según el pacto federal firmado en diciembre de 2000.

  • 1125,5
  • Millones

    Es el monto que les correspondió a las provincias según la recaudación fiscal nacional de julio último.

  • 611,9
  • Millones

    Es la cifra que le correspondió al Tesoro nacional de los recursos recaudados en julio.

  • 29,9
  • Millones

    Son los recursos girados a las provincias en concepto de aportes del tesoro nacional (ATN), correspondientes al mes de julio.

    Legisladores díscolos

    José Luis Gioja Senador por San Juan (PJ)

  • "Para aprobar una ley de coparticipación se necesita un acuerdo nacional, que hoy no existe. En la crisis que vivimos sería una locura que el FMI exija reducir el piso que reciben las provincias "
  • Horacio Pernasetti Dip. por Catamarca (Alianza)

  • "A pocos días de las elecciones y con la actual composición del Senado será imposible aprobar una ley de coparticipación. Además se necesita un acuerdo global con los gobernadores"
  • Carlos Balter Diputado por Mendoza (PD)

  • "En el debate de una nueva ley habrá que redefinir los roles. No puede ser que las provincias sigamos pagando a la Capital Federal y al conurbano el subsidio a sus ferrocarriles o la policía"
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.