Rechazo maderero a un plan de regulación

Empresas critican elproyecto de Bonasso
(0)
4 de diciembre de 2006  

MENDOZA (Para LA NACION).- "No somos depredadores de bosques. Depredadores de bosques son los que van con una topadora y después plantan soja", expresó a la prensa el presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima), Pedro Reyna. El dirigente aludió de esta forma al proyecto de ley de regulación del bosque nativo del diputado Miguel Bonasso, que fue aprobado en la Cámara de Diputados de la Nación y ahora espera ser tratado en el Senado.

"Nosotros creemos que los bosques nativos tienen que estar protegidos y tener una explotación racional", señaló Reyna. En esa línea, argumentó: "La norma en trámite directamente clausura la actividad industrial en esos lugares y establece una consideración nacional en el manejo de los bosques, quitándoles a las provincias esa posibilidad".

Reyna manifestó que el sector "está muy molesto porque nunca fue convocado" a la comisión respectiva del Congreso para dar a conocer su opinión. "Nosotros tratamos la madera desde el árbol. En nuestra federación hay representantes tanto desde el obraje y el aserradero hasta del mueble terminado. Y queremos que ahora nos escuchen", indicó.

El presidente de Faima señaló que la norma -conocida como ley Bonasso- perjudica principalmente a provincias como Chaco, Formosa y Misiones, pero también afecta "a todo lugar donde haya masa forestal nativa". Aclaró que la entidad coincide con algunos puntos de la ley y está decididamente en contra de otros.

Faima terminó de sesionar el sábado en esta ciudad, en el 115° Congreso Maderero, que se desarrolló en un hotel céntrico. Con el lema de "En camino del plan nacional y federal", representantes de las entidades de todo el país trataron la situación del sector y decidieron encolumnarse tras el programa.

Plan de desarrollo

Reyna indicó que "a fin de lograr una acción coordinada, Faima solicitará al Consejo Federal de Producción que se unifiquen las políticas provinciales tras una línea de acción conjunta, que permita el desarrollo del sector de la madera, muebles y productos para la construcción".

Reyna subrayó que Faima lanzó recientemente el Plan de Desarrollo Integral para la Industria de la Madera y el Mueble, que aspira a lograr, por medio de la ejecución de programas especiales, "un crecimiento sostenible de la industria de la madera y el mueble para los próximos diez años".

Sostuvo que de esa forma se elevará la participación del sector en la economía nacional y se generará una mejora "en los rendimientos de los empresarios y las condiciones laborales para los empleados".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.