Recursos humanos, marco legal y competitividad: los retos detrás del desarrollo de la formación

Cecilia Giordano (Mercer), Diego García (Bain), Carla Quiroga (LA NACION) y Ricardo Beller (Marval)
Cecilia Giordano (Mercer), Diego García (Bain), Carla Quiroga (LA NACION) y Ricardo Beller (Marval) Crédito: Fabián Malavolta
Encontrar el mejor talento y atraer inversiones serán factores fundamentales para consolidar el desarrollo de Vaca Muerta en el tiempo
Lucila Lopardo
(0)
17 de abril de 2019  

Entre el Gobierno, las empresas y los especialistas hay consenso: el desarrollo de Vaca Muerta representa una oportunidad única para el autoabastecimiento energético y el ingreso de divisas a partir de la exportación. Pero esto depende, también, de que se tengan en cuenta los puntos que a la vista de los inversores resultan claves a la hora de evaluar si apostar o no a la formación de recursos no convencionales.

Cecilia Giordano, CEO de Mercer; Diego García, socio de Bain & Company, y Ricardo Beller, socio de Marval, O'Farrell & Mairal, participaron de un panel moderado por Carla Quiroga, periodista del diario. Cada uno contó cuáles son los puntos a tener en cuenta si se quiere que Vaca Muerta crezca y se desarrolle de manera sustentable.

El primero en tomar la palabra fue Beller, quien afirmó que "la seguridad jurídica es un factor clave al momento de definir inversiones de envergadura como las que necesita Vaca Muerta, en donde se habla de millones de dólares". A la hora de hablar de la explotación en sí, aclaró que el sector tiene tres riesgos propios: el geológico, el de la explotación comercial, dada por la fluctuación de los precios de los hidrocarburos, y el riesgo legal.

Sobre este último, dijo que el marco normativo argentino sobre el sector energético es "muy añejo, pero se mantiene estable a través del tiempo". "La parte específica de la industria es estable. El problema que encontramos en la Argentina es que tiene otros sectores que generan inestabilidad jurídica. Tenemos situaciones de crisis y emergencias recurrentes, por ejemplo, como sucedió en 2001 con la ley 25.561, que impulsó los derechos de exportación para ayudar a los bancos. Es decir, para ayudar a una industria se afecta a otras", expresó, y agregó: "Se generó un marco de incertidumbre que ahora, de a poquito, se está resolviendo. La emergencia es el problema, que justifica los cambios en las reglas de juego. También diría que es un poco al revés: como nosotros cambiamos las reglas del juego, tenemos todo el tiempo emergencias".

Beller también explicó que, en el caso de los no convencionales, se requiere una constante inversión en pozos y en fracking. "Si la inversión se detiene, lo hace de manera más rápida que en una explotación convencional", explicó, y sostuvo que esto resulta interesante desde el punto de vista del marco regulatorio: "Si el marco regulatorio es favorable, la producción puede aumentar exponencialmente en muy poco tiempo. Como ejemplo, tenemos a Fortín de Piedra, que arrancó en 2017 y termina con 17 millones de metros cúbicos en dos años", destacó. Aclaró que "de la misma manera, si ese marco se vuelve adverso la producción baja muy rápido de la misma manera". "Eso tiene que ser un llamado de atención para el regulador: si no hace bien su trabajo, la producción baja rápido, no vienen las obras de infraestructura que tienen que llegar y esto queda en una expresión de deseo a futuro", concluyó.

Diego García agregó que para que Vaca Muerta no sea solo una oportunidad, sino una realidad hay que mirar lo que está pasando a nivel mundial en la industria. "Más que por los mercados, estamos compitiendo por el capital. Cada vez hay más fondos que están diciendo: 'Yo no invierto en hidrocarburos, invierto en renovable'. Pero ese capital está ahí y competimos contra todas las fuentes", aclaró. En este sentido, García agregó que la industria está entrando en una etapa de incertidumbre. "Esto hace que, de alguna manera, nadie sepa muy bien cuándo va a venir el pico de demanda de petróleo y qué va a pasar después de eso. Lo mismo sucede con el gas", evaluó.

Según los datos de Bain & Company, en un rango amplio de escenarios, el barril de petróleo debería estar entre US$50 y US$57 y el gas de referencia de Estados Unidos podría estar entre US$1,90 por millón de BTU (la medida que se usa en el sector) hasta los US$3. "Contra eso competimos, el capital va a ir donde esté el retorno más grande. Hoy el capital de gas y petróleo está buscando entre un 30% y un 50% de tasas de retorno, lo que significa una competencia muy fuerte", expresó, y afirmó que en la Argentina hay "una roca excepcional que tiene que, de alguna manera, destrabar todo lo que tiene alrededor".

Uno de los desafíos más grandes que tiene Vaca Muerta es el talento. En primer lugar, por su disponibilidad y, en segundo lugar, por su movilidad. En total, 23 familias nuevas llegan a Neuquén por día. Añelo pasó de tener 2500 habitantes en 2013 a 8000 en la actualidad. Por día, viajan 5000 personas para trabajar en el yacimiento.

"Si vemos que en el país tenemos un 9% de desempleo, y en la mayoría de las industrias prevalece la escasez de talento, hay algo bastante contradictorio. Si uno hace un zoom en Vaca Muerta nos encontramos con que, en las profesiones más demandadas, la oferta es menor a la demanda", explicó Giordano, quien agregó que faltan geólogos, geofísicos e ingenieros y aclaró que el problema es estructural.

A esto, Vaca Muerta suma la necesidad de tener conocimiento específico de la tecnología disruptiva para la explotación de no convencionales. "Eso tampoco lo tenemos", remató Giordano.

Esto tiene un impacto directo en los salarios y la competitividad del yacimiento. Al momento, Vaca Muerta presenta una "burbuja salarial" que ronda entre el 30% y el 40% por encima de los valores del mercado. Y este porcentaje es incluso mayor en algunas especializaciones. "Esto se da por un tema de oferta y demanda. Si uno mira a futuro escuchando cifras nacionales, cuando se dice que en Vaca Muerta se van a generar 500.000 puestos de trabajo, una cosa importante es preguntarnos si estamos tomando hoy acciones para esa demanda futura de profesionales", sostuvo la especialista en Recursos Humanos.

Sobre la movilidad, Giordano agregó que en el momento en que se hace la propuesta laboral, los candidatos piden tener un balance entre la vida profesional y personal. "Hoy pensamos en profesionales que se tienen que ir a vivir a la cuenca neuquina. Necesitamos infraestructura. Esas personas que se van, muchas veces no se van solas, se van con su núcleo familiar ¿Están las escuelas? Claramente, tenemos un riesgo más ahí", concluyó.

Medidas para el largo plazo

  • Ricardo Beller: "Si el marco regulatorio es favorable, la producción puede aumentar exponencialmente en poco tiempo, y lo mismo sucede a la inversa"
  • Cecilia Giordano: "En Vaca Muerta se van a generar 500.000 puestos de trabajo; hay que preguntarnos si estamos tomando acciones hoy para esa demanda futura"
  • Diego García: "Hoy el capital de gas y petróleo está buscando entre un 30% y un 50% de retorno, lo que significa una competencia muy fuerte"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?