Relanzan la negociación Mercosur-EE. UU.

La Argentina y Uruguay promueven el acuerdo 4+1 ante el lento avance del ALCA; dudas de Brasil
(0)
10 de mayo de 2003  

El vicecanciller Martín Redrado regresó de sus encuentros con los presidentes brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, y uruguayo, Jorge Batlle, con la idea de que la negociación para crear el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) va muy lenta y conviene retomar el diálogo muchas veces proclamado pero poco explorado del acuerdo 4+1 entre el Mercosur y Estados Unidos. Redrado, en su promocionada gira por Brasilia y Montevideo, coincidió con Batlle en la necesidad de relanzar el proyectado convenio con Washington en el segundo semestre del año, cuando Uruguay asuma la presidencia semestral del bloque sudamericano.

Batlle siempre ha buscado un acuerdo bilateral con Estados Unidos, contrario a la unión aduanera del Mercosur, pero consiguió pocos resultados en su reciente visita al presidente George W. Bush. Su nueva postura de favorecer el 4+1 fue vista por argentinos y brasileños como un signo positivo para la unidad del bloque.

Redrado, en tanto, levantó la misma bandera, pero su continuidad en el Gobierno no está asegurada. Fuentes diplomáticas observan que busca ser el canciller del futuro presidente, pero Néstor Kirchner tiene en la mira a Juan Pablo Lohlé, y Carlos Menem, a Jorge Castro.

De todos modos, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, que mantendrá el cargo si el candidato oficialista gana las elecciones, sugirió anteayer en Brasil que las negociaciones del ALCA avancen mediante un acuerdo entre bloques regionales, en lugar de las actuales discusiones entre países. "No se contrapone a la idea del ALCA y a lo mejor es mucho más efectivo para llegar al mismo punto", afirmó Lavagna, tras encontrarse con su par brasileño Antonio Palocci. El jefe del Palacio de Hacienda, que en privado anhela la Cancillería, recibirá pasado mañana en Buenos Aires al ministro de Planeamiento de Brasil, Guido Mantega. Ese mismo día, Batlle acercará la propuesta del 4+1 a Lula. Fuentes oficiales del socio mayor del Mercosur aseguraron que este tema no figuró en la agenda discutida por su presidente y Redrado.

"La Argentina y Uruguay quieren mostrar que se avanza más rápido con el 4+1, pero si se analizan las propuestas que Estados Unidos hizo a los distintos bloques que aspiran al ALCA, uno se da cuenta de que el Mercosur recibió la peor oferta. ¿Qué les hace pensar que recibiríamos una mejor en el 4+1?", razonó un funcionario del gigante sudamericano. "Quieren copiar a Chile, pero el acuerdo de ese país con Estados Unidos no es adecuado para Brasil o la Argentina", agregó.

La idea de relanzar el acuerdo partió de Buenos Aires y Montevideo, no de Washington, según admitió un alto funcionario del Palacio San Martín. El diplomático defendió la iniciativa: "En el 4+1 se puede avanzar más rápido en el acceso a mercados. Los asuntos complicados para Estados Unidos, como los subsidios o la política antidumping (contra la venta por debajo del costo), quedarían para la ronda de la Organización Mundial de Comercio (OMC), pero el Mercosur haría una oferta más restrictiva en las áreas de servicios e inversiones, como quiere Brasil".

El socio mayor del Mercosur aún no propuso retrasar la creación del ALCA de 2005 a 2007, pero la posibilidad se discute. "2005 se aproxima rápido y Estados Unidos debe ceder mucho más de lo que ofreció", dijo el funcionario brasileño. En cambio, el alto funcionario argentino rechazó una postergación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.