Mercados. Renacieron todas las dudas