Renault no abrirá su fábrica de Córdoba hasta fines de marzo

La empresa francesa tenía previsto que la planta volviera a operar el próximo domingo
La empresa francesa tenía previsto que la planta volviera a operar el próximo domingo
(0)
25 de enero de 2002  • 11:03

Renault no reabrirá su fábrica de Córdoba, cerrada desde el 3 de diciembre último, hasta "finales de marzo, comienzos de abril o incluso más tarde", señaló el director de la compañía automovilística francesa para el Mercosur, Luc Alexandre Ménard, en una entrevista publicada hoy por "Les Echos".

Inicialmente se había previsto que la planta se volviera a poner en marcha el próximo domingo, pero la situación argentina ha llevado a la dirección del fabricante automovilístico a retrasar la fecha, aunque no piensa renunciar a su "patrimonio industrial", señaló Ménard.

"No hemos vendido más que 200 coches (en Argentina) desde comienzos de enero. El sistema bancario está paralizado. La actividad económica está totalmente paralizada. No hay operaciones de comercio exterior", argumentó.

El director auguró que los próximos meses transcurrirán con "dolor" ya que al recorte de salarios del 10 por ciento y a la supresión de 330 empleos anunciada en abril por la empresa, se sumará un nuevo programa de salidas voluntarias.

Además, la empresa no excluye un recorte suplementario de su plantilla ya que "con 3000 asalariados -incluidas las filiales- frente a 5500 hace tres años, Renault tiene todavía de 500 a 600 personas de más", indicó Ménard.

Recordó que mientras se esperaba vender 310.000 vehículos el año último, después de 400.000 en el 2000, al final fueron únicamente 175.000. En cuanto a este año, el grupo espera, como mucho, 200.000 matriculaciones.

Preguntado sobre las consecuencias financieras para Renault de la crisis argentina, el director de la sección de Mercosur explicó que casi se han suspendido los intercambios con Brasil, ya que han dejado de ser rentables.

Si la economía argentina se recupera y el peso cotiza a un valor similar al del real, los costos de las fábricas de uno y otro país serían parejos, lo que permitiría un reparto de la producción entre los dos, señaló.

En cualquier caso, la planta de Curitiba, que reabrirá el próximo domingo como estaba previsto, no tendrá un resultado equilibrado hasta comienzos de año o comienzos del 2003, con una cuota de mercado de entre el 5 y el 6 por ciento en Brasil y en torno de 1,5 millones de vehículos vendidos.

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.