Renault podría rendirse en su caso de espionaje