Renuncia Marx y llega Kiguel para manejar el canje de deuda global

Avanza la idea de la dolarización; Wall Street no ve mal el cambio
(0)
14 de diciembre de 2001  

Entra Miguel Kiguel, sale Daniel Marx. El ex subsecretario de Financiamiento y pilar del equipo de Roque Fernández, pasará a manejar el complicado canje de la deuda internacional en reemplazo del viceministro de Economía.

Marx y el ministro Domingo Cavallo mantenían serias discrepancias por el manejo de la deuda y por el enfoque frente al sistema financiero. En las últimas semanas, se sumó otra diferencia: Marx estaba más cerca de la postura radical de " pesificar y devaluar", mientras que Cavallo apuntaba directamente a la dolarización, en consonancia con los dichos del ex presidente Carlos Menem.

Si bien Marx tradicionalmente estaba en favor de la dolarización, en esta coyuntura entendía que no había margen para dar ese paso sin tocar el tipo de cambio nominal. El mismo razonamiento hizo la semana pasada ante LA NACION el ex ministro de Economía de Menem Roque Fernández, hasta que Menem lo "convenció" de lo contrario. "El PJ no puede decir que promueve la devaluación", admitieron cerca del ex presidente.

En ese agitado contexto, Cavallo tanteó a Kiguel, que hasta ahora se desempeñaba como titular del Banco Hipotecario que controla el grupo IRSA, por medio del titular de Merrill Lynch Internacional, Jacob Frenkel, como anticipó LA NACION hace un mes. La consigna era ser asesor del ministro, o como mucho jefe de asesores, para manejar la segunda fase del canje de la deuda. Pero sin ocultar diferencias, admitió Kiguel ayer a LA NACION.

"Hay decisiones incorrectas que se han tomado, al dar planes de competitividad en forma irrestricta, crear el factor de empalme y embestir contra (el ex presidente del Banco Central Pedro) Pou", señaló Kiguel.

Kiguel esperaba anoche la respuesta a una serie de pedidos que había formulado para aceptar el cargo que hasta ahora ejercía Guillermo Mondino como jefe de gabinete, pero la decisión de Marx, confirmada a LA NACION por voceros cercanos a su despacho, cambió el cuadro de situación y ahora, tal como en la gestión de Roque Fernández, concentraría la jefatura de Asesores y el área de Finanzas.

En realidad, Kiguel habló con casi todos sus amigos para ver si aceptaba el puesto o no. Pero luego la presión sobre sus espaldas se institucionalizó, ya que el "jefe" de Kiguel, el titular de IRSA, Eduardo Elsztain, es uno de los más fervorosos hombres cavallistas en el mundo empresario.

A Elsztain se le adjudica la autoría intelectual de algunas iniciativas de esta gestión económica, como el pago de impuestos con bonos.

"Y es un furibundo dolarizador", agregó un afilado analista, que consideró que la salida de Marx no caerá nada bien en las filas radicales.

De hecho, el presidente Fernando de la Rúa le había pedido a Marx que no abandonara su cargo, que mantiene desde el primer día de gestión de la Alianza. Sobrevivió a José Luis Machinea, a Ricardo López Murphy y ahora quedaría como "asesor" en materia de deuda.

Antes, Marx había sido representante financiero de la Argentina con Alfonsín y Menem. Luego, Domingo Cavallo lo ascendió en el gobierno menemista a subsecretario de Financiamiento. Desde entonces, Marx y Kiguel mantienen una buena relación. Y si bien Kiguel colocó la permanencia de Marx en el Palacio de Hacienda como una condición para ingresar en el equipo económico, el viceministro entendió el mensaje de Cavallo de convocar a Kiguel como asesor directo del ministro para dialogar con los inversores internacionales por el canje de la deuda, un papel que hasta ahora le correspondía en exclusiva.

Aunque Marx no quiso hablar anoche, a su lado recordaron las diferencias que mantenía con Cavallo.

En la Secretaría de Finanzas sostienen que la conducción económica debería haber lanzado el canje de la deuda luego de obtener el presupuesto y el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI), y no al revés, como hizo Cavallo.

El orden de los factores, afirmaron, esta vez alteró el producto.

Válvula de escape

Por esta razón, más cerca de Cavallo admitieron a LA NACION que la entrada de Kiguel "era una válvula ante la posibilidad de que hubiera que cambiar a Marx".

En un día de rumores, fuentes empresariales aclararon que el ex presidente Carlos Menem y el titular provisional del Senado, Ramón Puerta, le dieron su bendición a Kiguel para que se sumara al team de Cavallo.

De hecho, desde Wall Street un conocido analista consideró que "el cambio es positivo" porque aumenta las señales de dolarización.

"Además, Daniel ya no tenía buen diálogo con la gente en Nueva York", indicó telefónicamente a LA NACION el representante de un importante banco de inversión.

En las próximas horas, terminará de definirse esta historia de cambio, de personas, y tal vez de monedas.

Definiciones

Miguel Kiguel

  • El presidente del Banco Hipotecario, ex subsecretario de Financiamiento, fue tentado para ser jefe de asesores de Economía.
  • Su misión iba a ser coordinar la segunda fase del canje internacional de la deuda, papel que hasta ahora estaba reservado para Marx.
  • Cavallo y Marx mantenían serias diferencias por la política económica y, en las últimas semanas, por la decisión de dolarizar sin pasos intermedios.
  • Kiguel esperaba anoche la confirmación de Cavallo para ver si se aceptaban sus condiciones.
  • El economista marcó con LA NACION sus diferencias con Cavallo en materia de los planes de competitividad, el factor de empalme y la embestida contra el ex presidente del BCRA Pedro Pou.
  • Más información Siga todas las repercusiones de las nuevas medidas económicas a través de la Cobertura especial de LA NACION LINE.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.