Repsol YPF y Petrobras cerraron el canje

Se mantendría la marca Eg3
(0)
18 de diciembre de 2001  

Después de casi quince meses de negociaciones, las petroleras Repsol YPF y Petrobras cerraron ayer en San Pablo su intercambio de activos, valuado en US$ 1000 millones.

La operación le permitirá a la firma española convertirse en la segunda petrolera integrada en Brasil, mientras que Petrobras se consolidará como la cuarta compañía del mercado local, detrás de la propia Repsol, de Shell y de Esso.

Según lo acordado, Repsol YPF recibirá un 30% de participación en la refinería Refap, situada en Porto Alegre (en el sur de Brasil), con una capacidad de refinación de 180.000 barriles/día; una red de unas 240 estaciones de servicio, concentradas en las regiones centro, sudeste y sur de Brasil, con ventas por 480 millones de litros al año, y una participación del 10% en el campo de crudo Albacora Leste, con reservas totales de alrededor de 1300 millones de barriles de petróleo.

De esta manera, Repsol YPF se convierte en la segunda compañía refinadora del país, con una capacidad cercana a los 60.000 barriles/día, y aumenta significativamente su presencia en el negocio de la distribución de combustible.

Con esta operación, Repsol YPF logra alcanzar uno de sus objetivos estratégicos, consiguiendo una mejor posición en un mercado con gran potencial de desarrollo, como el brasileño, y al mismo tiempo cumple con los compromisos de desinversión ordenados por el gobierno argentino tras la compra de YPF.

Por su parte, Petrobras adquiere la compañía Eg3, la cuarta empresa argentina de refinación y distribución, que cuenta con una red de unas 700 estaciones de servicio y una refinería ubicada en Bahía Blanca, con una capacidad de 30.500 barriles/día.

Expansión internacional

La empresa brasileña se tomará un plazo de 90 días para evaluar si les cambia el nombre a las estaciones en la Argentina, alineándolas con la marca Petrobras, que utiliza en su país o si, por el contrario, conserva la denominación Eg3. Pero el presidente de la filial argentina, José Carlos Cosenza, ya adelantó que lo más probable es que se inclinen por la segunda alternativa.

El ejecutivo, además, señaló que tienen en carpeta nuevas inversiones en el negocio de upstream (exploración y extracción de petróleo). "El objetivo para 2002 es mantener la participación de mercado que tenemos en el negocio de distribución y crecer, con nuevos proyectos, en upstream", explicó Cosenza.

Petrobras ya participa en un consorcio que tiene la concesión para explotar un yacimiento en Neuquén y en la empresa no descartan seguir creciendo mediante adquisiciones en este negocio. "El proyecto en la Argentina forma parte de una estrategia internacional, que no está supeditada a la crisis de corto plazo", explicó Cosenza.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.