Reservas: buscan evitar embargos

Economía le colocó una letra al BCRA, que mantendrá en sus cuentas los recursos del Fondo del Bicentenario
(0)
23 de diciembre de 2009  

El Gobierno le colocó ayer una letra al Banco Central por las reservas que servirán para pagar la deuda en dólares de 2010, según una resolución que dispone que esos fondos permanezcan en la entidad monetaria para eludir nuevos embargos en el exterior.

La resolución 419/2009 del Ministerio de Economía, publicada ayer en el Boletín Oficial, dispone la colocación de una letra por los US$ 6569 millones con los que se constituirá el Fondo del Bicentenario para el desendeudamiento y la estabilidad.

El instrumento tiene fecha de vencimiento 22 de diciembre de 2019, con pago integral del capital al final del período, según el texto oficial.

Aún cabe esperar la suscripción de la letra por parte del BCRA, donde el directorio deberá convalidar primero el decreto de necesidad y urgencia del Poder Ejecutivo, al parecer, sobre la base de un dictamen de la Subgerencia de Asuntos Jurídicos.

Un informe de la casa de Bolsa SBS indicó que "crece la versión de que será el procurador del Tesoro quien se expida sobre la legalidad de la operación, en el sentido de que es un DNU y no una ley del Congreso el que crea el Fondo y dispone de las reservas del Central".

Al respecto, los bloques legislativos de la oposición advirtieron que podrían presentarse ante la Justicia para pedir la nulidad del DNU.

Rendimiento

Por otra parte, se indicó que la letra le otorgará al Central un rendimiento similar al de las reservas internacionales y "hasta un máximo de la tasa Libor anual menos un punto porcentual, pagaderos semestralmente" por los intereses.

En el BCRA explican que las reservas rinden cerca del 1,5% anual -desde el Ejecutivo se había mencionado un 0,5%- y admiten que, dado el bajo nivel actual de la Libor, el interés de la Letra girada por el Tesoro será coyunturalmente negativo.

La Oficina de Crédito Público del Ministerio de Economía será la encargada de calcular la tasa "sobre el rendimiento de las reservas internacionales en el semestre correspondiente", según la resolución firmada por el ministro Amado Boudou.

La norma recuerda que Economía "es la autoridad designada para reglamentar los aspectos operativos del Fondo del Bicentenario".

Además, dispone que la Secretaría de Hacienda abra una cuenta en el Banco Central, denominada como el Fondo del Bicentenario, con dos subcuentas separadas. Una de ellas se utilizará para el pago de vencimientos de organismos multilaterales, por US$ 2187 milllones, y la otra para el pago de vencimientos con tenedores privados, por "hasta la suma de US$ 4382 millones".

Al disponer que el dinero siga en cuentas del BCRA, parece saldarse una discusión interna en torno de la vulnerabilidad de estos recursos, frente a los acreedores que mantienen juicios contra la Argentina por el default que comenzó en 2001.

Juicio contra el BCRA

Funcionarios encargados de la operación reconocieron a LA NACION que ésta puede sumar argumentos a parte de esos bonistas en Estados Unidos, donde dentro de pocas semanas más podría haber una sentencia en torno de las reservas que siguen embargadas.

Se trata del juicio donde se discute el concepto de "álter ego", por el que los acreedores más hostiles sostienen que no hay una división genuina entre el BCRA y el Tesoro.El Central ya logró destrabar la mayor parte, pero aún tiene US$ 105 millones incautados, cuya suerte se decidiría a principios de 2010.

La entidad monetaria no quiere arriesgar un pronóstico sobre este complicado caso judicial, pero suscribe los temores que indican que el uso de reservas reforzará el argumento del álter ego. Sin embargo, en el Palacio de Hacienda hay dos conceptos que alientan una visión menos pesimista:

  • Si un grupo de bonistas traba en tribunales el pago de deuda regular por el uso de reservas, podría complicar el canje, justamente, destinado a salir del default. Al respecto, cabe señalar que fondos buitre como Elliott y Dart parecen estar más interesados en que el canje se lleve a cabo en forma exitosa, para quedar luego "cara a cara" con el próximo gobierno para negociar con mayor fuerza. Esa al menos fue la actitud que mostraron a principios de este año, cuando vinieron al país para presentar sus ideas ante algunos funcionarios, aunque luego se endurecieron con sendos embargos a los fondos de las embajadas argentinas en Francia y Bélgica.
  • La Argentina no debería "estar sola" en la protección de las reservas del Banco Central, ya que el flujo internacional de estos pasivos es continuo y por lo tanto otros países deberían respaldar su protección. "De otro modo, los acreedores hostiles tendrían más poder que los gobiernos para manejar los arreglos de deuda", advirtieron.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.