Respaldo del Central al Galicia

Fuentes de la institución consideraron que es un banco sano
(0)
10 de diciembre de 2001  

La conducción del Banco Central dijo ayer a LA NACION que cuesta creer que la ola de versiones negativas de la semana anterior sobre la situación del Banco Galicia haya sido algo espontáneo y, con energía, afirmó que esa ola no se pudo haber producido sin una acción psicológica deliberada para dañar, y sin el apoyo de medios de comunicación.

"El Banco Central dará la cobertura necesaria a todas las entidades sanas del sistema financiero, como el Banco Galicia", advirtió anoche a LA NACION un alto funcionario de la entidad.

Las fuentes de la institución rectora del sistema financiero dijeron a este diario que hay gente que especula con que los bancos extranjeros pueden tener reposición de su liquidez, por remesas de sus casas centrales y por eso, actuar con ventajas sobre otros bancos en las actuales circunstancias. Pero que para evitar la ruptura de un justo equilibrio entre bancos extranjeros y bancos nacionales, el Banco Central dispuso que a aquellos bancos que hubieran tenido un aumento de depósitos en relación al 30 de noviembre se les aplique un aumento sobre el encaje del 75 por ciento.

El ministro de Economía, Domingo Cavallo, aseguró ayer que no existe ninguna negociación tendiente a generar un respaldo extra de las casas matrices de los bancos extranjeros. "Eso no corresponde", afirmó.

En el Banco Central se dijo anoche con firmeza que la entidad seguirá actuando como prestamista de última instancia con las instituciones sanas.

"Y yo aseguro que el Banco Galicia es una institución sana. No vamos a permitir que ninguna acción psicológica la perturbe, como se pretendió la semana anterior", insistió la fuente.

En la entidad que regula y controla al sistema financiero, se interpretó que Cavallo había logrado aclarar las diferencias existentes con el FMI y que ahora corresponde tomar decisiones que exigen perentoriamente de un acuerdo del Gobierno con su propio partido y, fundamentalmente, con los gobernadores del Justicialismo.

Si eso ocurre, se observó, terminaremos con las restricciones financieras que debimos imponer hasta tanto concluya la negociación con los tenedores extranjeros de bonos. El Banco Central entiende que las perturbaciones en los bancos son producto de una crisis macroeconómica, no de una crisis de las entidades, y que hay que seguir la situación con atención, porque si una campaña contra un banco logra hacer pie en los medios de comunicación -"que es lo que ocurrió"- ello podría provocar serias consecuencias.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.