Retiros profesionales: cómo son estos viajes para pensar en tu futuro laboral

Por qué vale la despejar tu cabeza.
Por qué vale la despejar tu cabeza. Crédito: Pexels / Pixabay
Nathalie Jarast
(0)
21 de abril de 2019  • 00:18

La RAE define "retiro" como un "lugar apartado y distante del bullicio de la gente". Alejarse por unos días lleva a ir hacia adentro y tomar perspectiva de la vida cotidiana. Los retiros profesionales permiten reevaluar la dirección que tomamos en nuestra carrera laboral . En Argentina, la mayoría de las empresas grandes realizan estos viajes. Pero también empiezan a hacerlos ONG, colegios y emprendedoras. Viajar te lleva a conocer otros puntos de vista, abrirte a nuevos horizontes e incluso ampliar tu red de contactos.

¿Por qué hacerlo?

Mariano Tirigall, facilitador de este tipo de experiencias para empresas, explica que son espacios constructores de sentido, que tienden a recuperar el porqué del trabajo de todos los días. "Cuanto más tengas la sensación de haberte retirado, más funcionan las emociones y el cerebro en otro sentido. Pasar dos noches afuera del lugar de trabajo genera algo distinto en la emocionalidad y los vínculos". En el caso de los emprendedores, alejarse de la rutina ayuda a mirar con distancia y poder entender hacia dónde vas. "Asistir a retiros que te ayuden a impulsarte es un camino para potenciar tu emprendimiento", define Soledad Olmedo, especialista en Recursos Humanos y emprendedora. Ya sea una capacitación, una travesía inspiradora o una pasantía en el extranjero, retirarte ayuda a conocerte mejor y explorar nuevas habilidades.

Como emprendedora

"Una debe ser consciente de sus habilidades y fortalezas, así como de las áreas flojas. Un buen trabajo de introspección y conexión con una misma es clave para desenvolverse en el afán de emprender -explica Olmedo-. En mi experiencia, asistí a retiros de autoconocimiento. Orientados al yoga, no solo me forjaron en esa práctica, sino que me ayudaron a impulsarme, a dejar los miedos de lado y a sentirme más confiada y segura para poder abrirme al nuevo camino que tenía por delante".

Puede ser ir a Japón a buscar inspiración, dos meses en la Patagonia para encontrar un nuevo comienzo y hasta un finde en San Pedro para bajar ideas. Hay muchas opciones de retiros, según las ganas y el bolsillo.

Networking: rodearte de gente que haya transitado el mismo camino que vos es fundamental. A través de LinkedIn podés contactar a cualquier persona que te interese, aunque viva en la otra punta del mundo. Escribí a tus referentes y organizá el viaje en función de las reuniones que puedas tener.

Nuevas experiencias: los work and travel ya no son solo para jóvenes que salen del secundario. Países como Australia, Nueva Zelanda e Israel ofrecen diferentes planes para trabajar e incluso capacitaciones, especialmente en tecnología. Animate a salir de la zona de confort y probar nuevas actividades laborales.

Capacitación: estudiar un idioma o hacer una pasantía afuera pueden ayudarte a impulsar tu carrera. En EF ( www.ef.com.ar) hay programas de desde dos semanas hasta un año, que incluyen formación académica y experiencia laboral internacional.

Creativos: un fin de semana en el Tigre puede ser todo lo que necesites para acercarte a nuevas ideas para tu emprendimiento. Te recomendamos que te lleves para leer El camino del artista, de Julia Cameron, Free Play, de Stephen Nachmanovitch, y Big Magic, de Elizabeth Gilbert.

Introspectivos: un retiro de yoga o un fin de semana de silencio te conectan con qué es lo que querés hacer realmente, cuál es tu propósito. El Arte de Vivir ( www.artofliving.org) organiza escapadas de silencio para reconectarte y hay muchos hoteles de la Costa que cuentan con planes de yoga.

En una empresa

Los outings o "retiros corporativos" sirven para parar, para fortalecer los vínculos entre miembros de un equipo o área específica y para remotivarse. Frente a los altos niveles de demanda en lo laboral, estos espacios sirven para cuidar a los equipos, recuperar energía e incluso para resolver los conflictos existentes.

Hay todo tipo de viajes: de planeamiento estratégico, liderazgo, innovación y destinados a team building. Algunas empresas también organizan retiros recreativos para fortalecer los lazos. En Globant todos los años se arma un viaje de esquí a Las Leñas, donde participan desde los analistas hasta el management.

Lo interesante es estar inmersa con tus compañeros de trabajo en un escenario diferente al de la oficina. Lejos del celular y los pendientes, las ideas fluyen mejor. Así, en una cena frente al mar se dan conversaciones inspiradoras o, en medio del bosque de arrayanes, surgen estrategias para impulsar el negocio.

Organizá tu viaje

Un retiro no es lo mismo que irte de vacaciones a la playa a tomar caipirinha. Podés armarte el tuyo, siguiendo algunas pautas:

1. Evaluá cuáles son los objetivos prioritarios, qué querés lograr con ese viaje. Trabajar muchas cosas a la vez quita profundidad al retiro.

2. Investigá en guías y blogs todo lo que puedas sobre el lugar. Ya sea para encontrar el barcito para escribir, hacer un curso o visitar locales que sirvan a tu negocio.

3. Elegí qué tipos de experiencias y dinámicas son necesarias para cumplir los objetivos planteados. No es lo mismo hacer conexiones que imaginar ideas creativas o rediseñar tu propósito laboral.

4. Reflexioná sobre tus metas: qué hiciste hasta ahora y hacia dónde querés dirigirte. Te va a ayudar para aprender de tus errores y decidir el camino a seguir.

5. Llevá una bitácora. Anotá todos los pensamientos que vengan a tu mente. A tu vuelta, volvé a lo que escribiste y usalo como guía a la hora de tomar decisiones.

¿Cómo fue tu retiro?

Guadalupe Guzmán, 35 años, brand manager de Glaciar en Nestlé Waters.

"Fui a Suiza dos semanas a capacitarme en marketing de café. Aplicaba gente de todo el mundo que luego era seleccionada para un entrenamiento. Se veían muchos casos prácticos de otros países y las tendencias de los consumidores. Me sirvió mucho, porque pude traer información y tendencias que después apliqué a mi trabajo".

Patricia Pomies, 39 años, chief delivery officer en Globant.

"Viajé a Villa La Angostura por tres días para trabajar la estrategia anual de la empresa. Hicimos desde yoga hasta actividades de pensamiento estratégico. Pude desconectarme de lo diario, porque si no, todo el tiempo es la computadora, la reunión. Así es mucho más productivo y nos sirve para conocernos mejor, descubrir el pensamiento del otro".

Daniela Szmulewicz , 27 años, creadora de Danli Ilustraciones.

"Me enamoré de Japón y me animé a viajar. Apenas saqué el pasaje, empecé a investigar lugares de telas, hilos, estampas e ilustraciones y armé un mapa con todos esos puntos. Para mi emprendimiento fue muy valioso. Descubrí que los japoneses disfrutan el proceso y hacen todo con amor. Con esa filosofía, guío mis creaciones".

Expertos consultados:

Roberto Sanvido, director en Newfield Consulting, newfieldconsulting.com.

Mariano Tirigall, Director en Eolic People, www.eolicpeople.com.

Mercedes Mac Pherson, People champions manager de Globant.

Soledad Olmedo, Lic. en RR. HH. y coach.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.