Robo de energía. Detectaron tres conexiones clandestinas en una cadena de sushi

Son tres locales en Pilar, Vicente López y Ramos Mejía
Son tres locales en Pilar, Vicente López y Ramos Mejía Crédito: Latinstock
(0)
19 de septiembre de 2019  • 17:51

La compañía energética Edenor detectó conexiones clandestinas en tres locales de una cadena de sushi ubicados en Vicente López, Pilar y Ramos Mejía. "Se iniciaron las acciones penales por robo y manipulación de la red pública", informó la empresa en un mensaje en Twitter.

Consultados por LA NACION, voceros de Edenor informaron que las conexiones clandestinas de la cadena Fabric se hallaron en un operativo de rutina. Se encontró primero en uno de los locales, y luego se revisaron todos los demás en busca de la misma falta. "Al tratarse de una cadena, cuando se detecta un caso en un punto de venta, preventivamente se estudian todos los demás", explicaron.

Los locales en cuestión se encuentran en Avenida Del Libertador 1650 (Vicente López), Necochea 3110 (Pilar) y Pueyrredón 236 (Ramos Mejía).

En diálogo con LA NACION, un representante de la empresa explicó que los tres locales son alquilados y, además, son franquicias. Detalló que, cuando a la cadena le llegó una primera notificación con respecto a fallas en un medidor de uno de los locales, enseguida se pusieron a disposición de Edenor para regularizar lo que hiciera falta.

Añadió que desconocía la existencia de esas conexiones clandestinas, y que no había datos en las facturas de esos locales que le dieran pistas de que algo andaba mal.

Por ejemplo, uno de ellos tiene 70 metros cuadrados y paga $35.000 mensuales de luz. Mientras tanto, un punto de venta en el que no hubo inconvenientes en la inspección y que tiene 200 metros cuadrados abona $55.000. Las diferencias entre un medidor alterado y el otro sin alterar no eran sospechosas, dijo.

"Al día siguiente de que le avisaran a una encargada del local que había una irregularidad en un medidor, nos pusimos a disposición, porque queremos seguir trabajando y dando empleo", cerró.

El objetivo de las conexiones clandestinas es que se registre un caudal menor en el medidor instalado en cada local, por lo que la factura de energía resulta más barata.

Las consecuencias de las conexiones clandestinas son dos, detallaron. La primera es un perjuicio económico para la compañía energética: "Robar es robar y no hay ninguna condición atenuante", dijeron. La segunda tiene que ver con la seguridad pública.

"Manipular la red pública es un delito federal que pone en riesgo a las personas que circulan alrededor de esta conexión clandestina", resaltaron.

Otros casos similares

Comunicar las conexiones clandestinas que se hallan con una foto de las compañías en el centro de la polémica es una práctica habitual para Edenor.

En mayo pasado, la misma empresa de electricidad denunció le retiró el medidor de luz a un depósito de textil y calzado del barrio porteño de Saavedra que tenía una conexión clandestina. El local en la mira era una fábrica que pertenece a la empresa de indumentaria de Ricky Sarkany.

La ubicación del local textil que según Edenor se habría colgado de la luz
La ubicación del local textil que según Edenor se habría colgado de la luz Crédito: Google Maps

El empresario dijo que el mensaje Edenor fue difamatorio y recurrió a la Justicia para "demostrar su inocencia".

A comienzos de este año, la cocinera y empresaria Maru Botana se vio involucrada en una denuncia similar por parte de la empresa Edenor. En esa ocasión, la empresa de electricidad también publicó a través de Twitter haber retirado un medidor con conexión clandestina en un local gastronómico en San Isidro, perteneciente a la franquicia de su marca Dulce & salado. Enseguida, ella desconoció la situación y aclaró no ser la dueña del comercio.

La empresa de electricidad indicó que un local de la cocinera se encontraba colgado de la luz
La empresa de electricidad indicó que un local de la cocinera se encontraba colgado de la luz Fuente: Archivo

Recientemente, Botana habló en una entrevista emitida por LN+ sobre aquel episodio, que vivió como una última crisis profesional. Confesó que el conflicto le "frenó la expansión" ante sus deseos de crecer en la zona sur del Conurbano, pero también en otras provincias y el exterior.

Más recientemente, Edenor presentó 20 denuncias penales, luego de que en un operativo de rutina se detectaron conexiones clandestinas en 19 viviendas y un espacio común, en un barrio privado de Pilar ubicado en el kilómetro 45 de la ruta Panamericana, en el norte del conurbano bonaerense.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.