Santangelo. "Mi miedo es que en tres años no nos hayamos recuperado"

El economista dijo que el Gobierno debe empezar a pensar en un plan para el segundo semestre
El economista dijo que el Gobierno debe empezar a pensar en un plan para el segundo semestre
(0)
27 de abril de 2020  • 15:51

El economista Rodolfo Santangelo dijo que la crisis por la pandemia del coronavirus es inevitable y se mostró preocupado por la ausencia de un plan en el Gobierno para el segundo semestre del año que contrabalancee o revierta la emisión monetaria de estos meses.

"Ya tenés consecuencias en el dólar paralelo, pero eso es un mal menor. Me preocuparía enormemente que todo esto tengo un costo inflacionario importante hacia fin de año", afirmó entrevistado por el secretario general de LA NACION , José del Rio, en el programa "Comunidad de Negocios".

- ¿Qué nos dice la brecha entre el precio del dólar oficial y las cotizaciones libres tal como está hoy?

- Mirá, el programa peronista del 10 de diciembre con control de cambios, que ya venía de la época de Mauricio Macri, iba a tener una brecha natural, una diferencia entre el dólar oficial y el libre del 30, 30 y pico por ciento. Lo que pasa es que post 20 de marzo cambió el escenario y la política económica, con lo cual estamos yendo a una brecha natural mucho más alta que esa a partir de la gran expansión monetaria, la caída de la tasa de interés y las perspectivas de problemas económicos. Entonces pasamos de una brecha "natural" del 30, 30 y pico por ciento a una del 60, 70 y con final abierto con el Gobierno diciendo que no le interesa, pero tomando medidas para bajarla. Si hubiéramos estado con una brecha del 30 y pico no hubiera sido un gran problema, pero la Argentina ha tenido brechas muy importantes del 70 por ciento o más yo te diría casi apenas en la década del '80 cuando el grado de inestabilidad macroeconómica era alto. La brecha cambiaria de Cristina Fernández de 2013/2014 era parecida a esta, pero con niveles de tipo de cambio muy bajos. En aquella época era $9 y $15 que equivalen a valores de hoy de $45 y $65, mientras que hoy estamos a $65 y $100 y pico. Con lo cual es un llamado de atención. No te diría que es el problema más grande que tenemos, pero es un llamado de atención de que los costos de enfrentar esta crisis sanitaria empiezan a ser muy elevados.

- ¿Cuál es para vos el problema más grave de la economía?

-Hoy el problema más grave es que la Argentina no tiene un mercado de capitales ni una moneda estable y confiable para afrontar los costos fiscales, monetarios y financieros que implican tener el país en cuarentena y entonces tiene un único bombero para ir a apagar el incendio que es el Banco Central. Emite pesos en un proceso que recién empieza porque recién estamos en el inicio de toda esta situación y si bien, por ahora la única repercusión está en la brecha, hay que ir pensando en la post pandemia a ver cómo se empieza a desarmar y contrabalancear lo que se ha hecho durante la emergencia.

-Hay medidas restrictivas como la doble indemnización que le dan tranquilidad a cierta gente mientras que los empresarios advierten que pueden generar un mal mayor ¿Cuál es tu opinión?

-Mirá, Estados Unidos tiene un mercado laboral muy flexible en el que, cuando las cosas van bien, el empleo vuela y, cuando las cosas van mal, el desempleo se va en dos semanas a 10 millones, 15 millones. La Argentina es todo lo contrario: cuando las cosas van bien, no creamos mucho empleo, y tiene trabas que, para esta emergencia, en una visión miope, sirven porque, como no se puede echar gente o es muy caro, entonces transitoriamente el desempleo no aumenta. Obviamente lo que uno quisiera es tener una economía vigorosa que no es la de hoy. Dejáme decirte que con el coronavirus transitoriamente es un mecanismo útil para evitar que tengamos un gran desempleo, pero sepamos que son cosas transitorias.

-En un contexto así, ¿ves lógico el nivel de emisión creciendo tan fuerte o no?

-Para la transición, sí. Fuimos muy contundentes en decir que no había más alternativas para marzo, abril, mayo y junio que subir gasto y la única forma de financiarlo es la emisión monetaria así que todavía te diría que estamos dentro de lo previsto. Pero me gustaría que haya alguien pensando cómo, a la salida de la cuarentena, en el segundo semestre del año o antes de fin de año se arman los mecanismos para contrabalancear y revertir esto porque sino las consecuencias las vamos a sufrir. Ya las tenemos hoy en el dólar paralelo. Dejálo ahí como un mal menor, pero me preocuparía enormemente que todo esto hacia fin de año tenga un costo inflacionario importante.

Rodolfo Santangelo, en el programa "Comunidad de Negocios"

11:18
Video

-¿Qué implica un default para la economía real de los argentinos?

-Y… un default es sobre llovido mojado. Sobre todo, cuando estamos hablando de legislación extranjera, legislación Nueva York donde los contratos se cumplen porque en legislación argentina la deuda ya fue reperfilada, reestructurada, canjeada, negociada, pero en legislación argentina nos lo tomamos medio en serio, medio en broma. En legislación internacional, la máxima es que los contratos se cumplen. El contrato en Nueva York dice que, salvo que tenga dos tercios de aceptación, si no pagas, es default y ahí eso sería sobre un llovido mojado. No empecemos a pensar que, como ya estamos pagando los costos económicos con la pandemia, un default no nos costaría mucho. De repente, la primera semana, el primer mes, la vida continúa, pero sería institucionalmente, y en términos de horizonte de país, una muy mala noticia. Pensá que este acuerdo de la deuda es para los próximos 10,15, 20 años, no para los próximos tres meses.

- ¿Cuál es el análisis que hacen respecto de las pymes, las medianas empresas y grandes de cara a la pandemia?

-Y bueno lamentablemente es complicado, ahí no había mucha alternativa. Pensá que Argentina trae estructuralmente nueve años de estancamiento económico. El último año bueno de crecimiento fue 2011, bien medido, no como lo medía el Indec. Desde 2012 a 2019, la economía no había crecido nada, había caído en términos per cápita y, en 2020, nos va a pasar lo que le pasa a todo el mundo. En ese sentido mal de muchos, consuelo de tontos porque son 150 a 200 países del mundo que van a tener -5, -6, el número que te guste, de caída del PBI y lo digo: eso es inevitable. Pero ya mirando a futuro me preocupan más las dificultades que va a tener la economía argentina para recuperarse de esta caída, que el hecho de que hoy estemos cayendo. Hoy la crisis casi que te digo que es inevitable. Hay mucha pyme sufriendo, la ayuda del gobierno llega tarde porque no tiene mucho mecanismo de financiamiento. Va a haber heridos. No quiero hacer una comparación odiosa, pero, así como la pandemia deja sus problemas irrecuperables en términos de contagios y fallecimientos, la crisis económica también deja heridos y empresas en problemas: Pero me gustaría que estemos empezando a diseñar un esquema para que, cuando esto pase, estemos en condiciones de recuperarnos como hizo el resto del mundo en el 2010-2011. En ese entonces, Argentina se recuperó muy bien, pero desde 2012 estamos estancados.

-Hay un tema también respecto de cómo se está manejando la pandemia económica. Para la pandemia sanitaria se convocó a un comité de crisis, a especialistas, mientras que para la pandemia económica el Gobierno se muestra muy endogámico ¿Crees que eso debería cambiar?

-Lo que me preocupa es que la presidencia de Alberto Fernández continuó con el esquema de división del trabajo semi anárquico que venía de la administración anterior, donde hay muchas manos descentralizadas. Instituciones, agencias, personas descentralizadas, donde uno se ocupa de un tema, el otro se ocupa de otro y falta la visión integral. Tenemos el Ministerio de Economía, el Ministerio de Producción, tenemos el Banco Central, tenemos la AFIP, está todo muy descentralizado y, más allá de que las personas se puedan llevar bien y se reúnan, lo que me parece que falta es el master plan económico. El master plan sanitario, sin que yo sea un especialista sin que sepa como termina, parece que existe. El master plan económico parece desperdigado incluso en la sucesión de medidas: primero dicen que se va a dar apoyo a las empresas y después que se requiere tal o cual condición. No digo que sea fácil. Argentina no tiene moneda y no tiene mercado de capitales y este evento es novedoso. Es la primera vez que le toca en 100 años a la humanidad. Es muy complicado, pero me parece que está faltando el igual del equipo sanitario en materia económica.

-¿Cuánto tiempo nos va a costar salir?

-Dependerá mucho de lo que se haga post pandemia. De cuál es la política económica para revertir estas cosas, pero yo te diría muy preliminarmente, en función de lo que uno imagina, que si a la caída del producto de 2020 de 5%, 6% o 7% y se recupera en los tres años de gobierno de Alberto Fernández yo te diría dónde hay que firmar. Mi miedo es que, en tres años, en 2020 y no sé cuánto, todavía no nos hayamos recuperado completamente de esta caída.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.