Suscriptor digital

Roy Bick: "Hay que incentivar a las personas a equivocarse"

Es cofundador de Moovit, el Waze del transporte público, que luego de seis años de operación tiene 100 millones de usuarios
Sofía Diamante
(0)
13 de diciembre de 2017  

Roy Bick
Roy Bick

Roy Bick es uno de los tres cofundadores de Moovit, la aplicación que, con la información que recibe de los usuarios en tiempo real, mantiene actualizado el servicio que planifica los viajes en transporte público en 1700 ciudades del mundo. La idea nació en 2012, cuando se juntaron un ingeniero de transporte (Yaron Evro), un magíster en sistemas (Bick) y un licenciado en física con experiencia en el ámbito startup (Nir Erez). "Uno de los problemas más grandes en los próximos años va a ser cómo mover a las personas de A a B, porque las ciudades cada vez se pueblan más y hay menos lugares para construir rutas. Por eso creamos un sistema para hacerlo", explica Bick (37) en su paso por Buenos Aires, donde cuenta que su madre vivió 10 años en el país.

-¿A qué se debe su viaje a la Argentina?

-Hicimos un tour por América latina, y en Buenos Aires, puntualmente, estamos trabajando con el gobierno de la ciudad para implementar nuestras herramientas y mejorar el planeamiento del transporte público. Tuvimos una reunión con funcionarios y sus equipos, y vemos que están haciendo un muy buen trabajo. Por la forma en que ven las cosas parece que están en el camino correcto para mejorar la eficiencia del transporte público. No es algo que pasa en un día, pero en el largo plazo creo que están en el camino correcto. En la Argentina tenemos dos millones de usuarios en 17 ciudades.

-¿Cómo es implementar herramientas en Buenos Aires, donde no hay tan buena conectividad?

-Cuando desarrollamos la aplicación cinco años atrás en Tel Aviv, intentamos buscar la información del transporte público en tiempo real y no existía en ese momento. Entonces teníamos dos opciones: una era darnos por vencidos y la segunda era ver cómo podíamos nosotros buscar la información y recolectarla. Durante esos días Waze abría su plataforma para recibir información de las personas. Entonces se nos ocurrió hacer lo mismo: dejarle a cualquier usuario del mundo entrar a la plataforma y brindar ellos mismos la información. Dijimos: "Vamos a construir el Wikipedia del transporte público". Cualquiera puede escribir sobre una nueva línea que comienza a funcionar, escribir el programa de horarios, actualizarlo.

-¿Pensaron alguna vez en fusionarse con Waze?

-En nuestro directorio está el fundador de Waze, Uri Levin, pero nunca unimos fuerzas porque son compañías distintas.

-Google compró Waze, ¿creen que algún día ustedes pueden tomar el mismo camino?

-No estamos pensando en vender la compañía, estamos creando un modelo de negocios para la empresa. Estamos creciendo muy rápido, recién pasamos, a fines de octubre, los 100 millones de usuarios a nivel mundial y vamos a terminar el año por arriba de los 110 millones. La empresa tiene la meta de superar los 1000 millones de usuarios para fines de 2021.

-¿Qué planes tienen para el futuro de la aplicación?

-Estamos en un proceso de agregarle todas las formas de transporte público a la aplicación, en orden de tener todas las opciones combinadas, por ejemplo, incluyendo las estaciones de bicicletas. También está la opción de pagos en algunos países, como en Brasil, donde se puede pagar con la aplicación apoyando el teléfono en el sistema. Somos una startup, no podemos ir en 15 direcciones distintas. Tenemos que enfocarnos en llegar a los 1000 millones de usuarios y trabajar con las municipalidades, como hacemos acá, en orden de mejorar el transporte público.

-Ustedes tomaron una idea de Waze, ¿eso es un ejemplo de la importancia de tener un ecosistema emprendedor?

-A Israel la llaman "nación startup" por su ecosistema, donde nacieron muchas empresas exitosas. Hay varias razones por esto. En Israel, las personas no te castigan si cometés un error; por el contrario, te incentivan a equivocarte. En la compañía estamos tratando de hacer muchas cosas y está bien fallar. Pero aprendemos de cada fracaso y así llega el próximo éxito, que termina siendo más grande. Después, en el país tenemos muchas historias de empresas exitosas, entonces las personas creen realmente que pueden crear una compañía y llegar a ser como las mejores empresas del mundo. Apuntamos muy alto porque creemos que podemos llegar.

-¿Qué consejos les da a los que recién comienzan?

-No tengan miedo de fallar. Caminen rápido. Sigan intentando. Uno de los recursos más importantes en la vida es el tiempo, no lo pierdan. Hagan las cosas rápido y si sale mal prueben de nuevo. El tiempo es lo único que no se puede recuperar. No tengan miedo a soñar, a decir que quieren ser la mejor compañía del mundo; no de la ciudad ni del país, del mundo.

-Todas las compañías que crecieron muy rápido en el último tiempo tienen en común la economía colaborativa.

-Están disrumpiendo el mercado. Antes había que buscar en un flyer cuándo llegaba el tren. Ahora podés simplemente prender el teléfono y tener toda la información en tiempo real.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?