Rumores: de gusanos a yogures vencidos. Qué tienen que hacer las empresas para combatir al enemigo menos pensado