Saldo negativo para los granos a término

Caída: la posición abril del maíz descendió 2,40%; el contrato marzo del girasol bajó el 3%; en el corto plazo la soja perdió 7 dólares.
Caída: la posición abril del maíz descendió 2,40%; el contrato marzo del girasol bajó el 3%; en el corto plazo la soja perdió 7 dólares.
(0)
21 de marzo de 2000  

En la apertura semanal el mercado de futuros de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires marcó un resultado negativo para la mayoría de las posiciones trabajadas.

A diferencia de los sucedido la semana anterior donde los pronósticos de sequía para el medio Oeste norteamericano provocaron alzas en el mercado de Chicago, y su inmediato rebote en las pizarras del Mercado a Término local, las precipitaciones caídas durante el fin de semana en el país del Norte llevaron calma a un mercado inquieto.

Luego de las lluvias que tuvieron una intensidad de 10 a 50 mm, y de los pronósticos de nuevas precipitaciones quedó clara la volatilidad de un mercado pendiente del factor clima.

Trigo: las cotizaciones cerraron la jornada con resultado negativo. La aparición de un interesante caudal de órdenes de venta, en especial para la posición mayo, permitió que se mantuviera el volumen negociado en niveles aceptables, con valores que cerraron a 109 dólares por tonelada, registrando una caída del 1,20%. Para julio el ajuste quedó en 114,80 dólares, bajando 0,70%, mientras que las posiciones disponible e inmediata quedaron en 102 dólares, sin cambios.

En el mercado disponible se registró un moderado volumen de negocios y precios sostenidos. La molinería ofreció sobre Pilar 100 pesos; en San Justo 101; en Chacabuco 93, pago a los 15 días. Sobre Cañuelas 101 pesos y en Chivilcoy 97. La exportación, por su parte sobre Bahía Blanca y Necochea ofreció en forma abierta 102 pesos; sobre San Pedro y San Nicolás 97, sin descarga, y sobre Rosario, San Martín, San Lorenzo, Alvear y General Lagos se consideró factible un precio de 97 pesos, con descarga y 100 sin ella.

Maíz: la plaza mostró desde el inicio de la rueda una mayor predisposición vendedora, tanto en el corto como en el mediano plazo. El mayor número de transacciones se concretó para la posición abril, cuyos valores oscilaron entre 86 y 86,80 dólares, cerrando con un ajuste de 86,40 dólares, cayendo el 2,40% respecto al cierre del viernes; para julio los valores variaron entre 96,30 y 97 dólares, cerrando con un ajuste vendedor de 96,30. Las posiciones disponible e inmediata quedaron en 87 dólares, registrando una baja de un dólar.

La operatoria en la plaza física fue tranquila, los exportadores dieron a conocer precios en forma abierta estimándose factible sobre Rosario, San Martín, Alvear, General Lagos, San Lorenzo y Buenos Aires un precio de 84 pesos, y en San Pedro 83. Los consumos sobre el gran Buenos Aires ofrecieron en forma abierta 85 pesos, pago a los 30 días. La demanda siguió interesada por concretar negocios de manera adelantada ofreciendo en forma abierta 85 pesos sobre Buenos Aires; 86 en los puertos de río arriba y 85 sobre Necochea, con entrega y pago en abril.

Soja: sobre el mercado disponible se notó una menor afluencia de mercadería. Costó que se pusieran de acuerdo las partes: las fábricas ofrecieron sobre Rosario, San Martín y San Lorenzo 176 pesos, con entrega hasta el 25 del actual, en tanto que sobre General Lagos ofrecieron 174 pesos, con entrega antes del 31 del corriente; los vendedores pretendían 2 dos dólares más de los ofrecidos. Sobre Necochea no se dieron a conocer precios en forma abierta, estimándose factibles 164 pesos. Los exportadores evidenciaron interés en concretar negocios para la próxima cosecha ofreciendo en forma abierta 172 pesos sobre San Martín y San Lorenzo, por mercadería con entrega y pago en mayo.

En el término la tendencia final fue negativa en concordancia a lo ocurrido en Chicago. El ajuste del disponible quedó en 176 dólares, bajando 7 dólares, en tanto que la posición mayo cerró con un ajuste de 173,60 dólares, registrando una caída del 2,50%. Para julio el ajuste quedo a 179,10 dólares, con una baja del 3%. El contrato septiembre finalizó con un ajuste de 186 dólares, 4 menos que el viernes.

Girasol: en el disponible las fábricas ofrecieron en forma abierta sobre Buenos Aires 142 pesos; en Rosario 140, mientras que sobre Chivilcoy se pagaron 138 pesos; en Trenque Lauquen 131; sobre Lincoln 132; en San Antonio de Areco 137; en Arrecifes 138 y sobre Viamonte (Córdoba) 133 pesos, con entrega hasta el 31 del actual, estos valores marcaron una baja de 3 pesos respecto de los ofrecidos el viernes.

Los precios, en el término, registraron una tendencia bajista. Para el contrato marzo los valores oscilaron entre 148,50 y 150 dólares, cerrando con un ajuste vendedor de 149 dólares, bajando 5 dólares, en tanto que el ajuste de mayo quedó en 158,80 dólares, con una baja del 3 por ciento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.