San Luis quiere la devolución inmediata de sus depósitos

El Banco Nación quiere darle bonos Ayer venció el plazo para que la provincia acepte el pago con un título a diez años El gobierno puntano no aceptó y pidió la intervención de la Corte Suprema
Adrián Ventura
(0)
6 de mayo de 2003  

El gobierno de San Luis le pedirá hoy a la Corte Suprema de Justicia que le ordene al Banco de la Nación cumplir, en forma inmediata, la sentencia que condenó a la entidad a devolverle a la provincia un depósito de US$ 247 millones. La decisión que pueda tomar el máximo tribunal es importante por las implicancias que tendría para los ahorristas particulares.

Si bien la sentencia que dictó el 5 de marzo pasado produce efectos en un caso concreto, es decir, beneficia tan sólo a San Luis, los argumentos usados para declarar inconstitucional el decreto 214/02 son de tanta amplitud que permiten suponer que la Corte dictará sentencias similares en favor de los ahorristas particulares.

Por igual motivo, será interesante para ellos ver cómo reacciona la Corte a la hora de hacer efectiva su sentencia. El Banco Nación pretende pagar parte de su deuda en bonos a diez años, aunque la sentencia, en rigor, no parece dejar margen para dilatar tanto tiempo la devolución del dinero. ¿Dispondrá, entonces, la Corte que se pague en forma inmediata a San Luis? ¿Será este el criterio que también adoptará en favor de los ahorristas particulares?

Algunos jueces confiaron a LA NACION que el Estado no tiene margen para postergar el pago más allá de algunos meses. San Luis había presentado una acción de amparo el año último para recuperar ese depósito. En marzo, el tribunal, dispuesto a dictar un fallo sobre el corralón, en lugar de pronunciarse en una causa promovida por algún particular, prefirió atenuar el impacto de la sentencia: tomó la causa impulsada por San Luis cuando ya había transcurrido más de un año desde que el corralón había sido establecido y luego de que sucesivas desreprogramaciones y los Canjes I y II habían paulatinamente desinflado la masa de dinero atrapado en los bancos.

En el citado fallo, la Corte condenó al banco -no al Estado nacional, sino a la entidad oficial- a devolverle a la provincia el depósito en la moneda en que fue efectuado. Pero, en esa misma decisión, la Corte dio un plazo de 60 días -que venció ayer-, para que las partes convengan o determinen la forma y los plazos de devolución, transcurrido el cual las partes podrán pedir a la Corte que zanje la cuestión.

Precisamente esto es lo que está reclamando San Luis, porque, vencedora en aquel juicio, no la satisfizo la propuesta que formuló la entidad.

El ministro de Economía de San Luis, Claudio Poggi, afirmó que "no hubo acuerdo en las negociaciones con el Banco Nación". Señaló que se había acordado con el presidente del Banco Nación, Horacio Pericoli, que a la provincia le corresponden 138 millones de dólares, "y cuando discutíamos la modalidad de la devolución, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, desconoció la cifra y desobedeció la sentencia".

La provincia pretendía la restitución de la mayor parte del depósito y reprogramar el resto en varios plazos fijos con un período no superior a los dos años. El Banco Nación, por su parte, ofreció la devolución del depósito a un valor de 1,40 peso por dólar más CER, y cancelar el resto con un Boden 2013, tal como dispone el último decreto 739/03 del Poder Ejecutivo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.