Se ahondó la recesión en supermercados y shoppings

Impulsada por la crisis financiera, las altas tasas y los retrasos en aguinaldos y sueldos
Alejandro Rebossio
(0)
25 de agosto de 2001  

Los consumidores gastan cada vez menos en los supermercados y centros comerciales. Todo contribuyó a este resultado durante el mes último: la continua turbulencia financiera, el anuncio de la política de déficit cero -con la rebaja de salarios y jubilaciones y la postergación de la devolución del impuesto a las ganancias- y el retraso en el pago del aguinaldo en provincias, como la de Buenos Aires, y empresas privadas.

Resultado: las ventas de los súper se desplomaron 1152 millones de pesos, el 6,6% respecto de julio del año anterior, con lo que retornan a la tendencia decreciente que sólo se había quebrado en junio, el mes en que el Gobierno concretó el megacanje de deuda. La facturación de los shoppings sufrió aún más: cayó a 140,9 millones, el 24,7%, de modo que se acumulan cuatro meses consecutivos de contracción. Los datos corresponden a la última encuesta mensual del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El sondeo muestra que los supermercadistas tampoco esperan una mejoría para el presente mes. Según sus predicciones, los ingresos caerán el 2,3% interanual y el 2% en comparación con el mes último.

La facturación de las cadenas comerciales en julio mejoró el 0,5% en relación con el mes anterior, aunque este aumento se explica por el cobro del aguinaldo. En lo que va del año acumula una merma del 2,2%. También vienen disminuyendo las ventas medidas en términos físicos el 1,2 por ciento.

El año último, en cambio, este indicador mejoraba mientras los ingresos caían, es decir, la gente compraba más unidades con menos dinero. En 2001 no sólo se reducen gastos, sino que también cargan menos el changuito.

"Julio fue impactado por la situación económico-financiera", observó el director general de Disco, Eduardo Orteu. "Hubo sectores que no cobraron en término el sueldo o el aguinaldo, tanto en el sector público como privado. Además, las altas tasas de interés conspiran contra el consumo y la circulación de dinero", agregó Orteu, que no ve "cambios manifiestos" en la tendencia recesiva de los últimos tres años.

El director general de Disco declaró que "puede que cambie el mercado" si la nueva ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la Argentina se traduce en una reducción de tasas, sumada al "mayor movimiento" que está generando el lanzamiento de los Patacón. La mayoría de la cadenas está aceptando estos bonos para el pago de hasta el 30% del valor de la compra.

Disco guarda "varios proyectos de inversión en carpeta" para el año próximo, según Orteu, a la espera de definiciones en el escenario político-económico. Alfredo Coto, en tanto, ratificó el fuerte plan de inversión de su cadena y hasta anunció la puesta en marcha en enero próxima de las obras para la construcción de un maximercado en Santa Fe, que requerirá el desembolso de 5,5 millones de pesos.

"No sé qué pasará", admitió, sin embargo, Coto, al referirse a la situación macroeconómica. Reconoció que las ventas del presente se perjudicaron por la demora en el pago del aguinaldo en algunas provincias y de la circulación de los Patacón. De todos modos, dijo que el crédito del FMI "cambió el ánimo y tranquilizó a la gente, aunque no sea una panacea". También observó que los títulos bonaerenses, estrenados esta semana, "inyectaron mejores ingresos".

Menos ventas en más locales

La considerable merma de la facturación se produjo a pesar de que la cantidad de bocas de expendio aumentó el 11%, de las 1209 en junio del año último a 1342 doce meses después. El número de empleados subió el 8,5% en ese lapso.

Las ventas por metro cuadrado cayeron en junio último a 571 pesos, el 5,3% interanual. En las grandes cadenas, las ventas por metro cuadrado bajaron a 367 pesos, el 5,1%, mientras que las totales retrocedieron 1,72 por ciento.

El valor del ticket promedio llegó en junio a 19,20 pesos, el 2,6% más que el mes anterior. El 69% de los ingresos de los súper provino de alimentos y bebidas, el 14% de artículos de limpieza y perfumería, el 4% de electrodomésticos y artículos del hogar y el 3% de indumentaria, calzado y textiles.

Sólo de paseo

Los shoppings lucen los fines de semana repletos, pero las investigaciones de mercado demuestran que muchas personas sólo van a pasear. Las compras en estos centros cayeron el 11,9% en los primeros siete meses del año. La cifra supera a la de supermercados porque la compra de bienes durables, como los que se comercializan en shoppings, requiere un mayor clima de confianza.

Los rubros de mayores ingresos son el de indumentaria, calzado y marroquinería (46,3%), electrónicos, discos compactos y electrodomésticos (15,8%) y patio de comidas, alimentos y quioscos (12,3%). La facturación de julio mejoró sólo el 0,2%, a pesar del aguinaldo. El número de locales retrocedió a 2060, el 1,2 por ciento.

  • Resultados de la encuesta de supermercados (269 Kb)
  • Resultados de la encuesta de centros de compras (236 Kb)
  • Indicadores de coyuntura de la actividad de la construcción (200 Kb)
  • Nota: para leer los archivos pdf es necesario tener instalada la aplicación Adobe Acrobat. Puede bajar el programa mediante los siguientes pasos:

  • 1 - Seleccione que plataforma utiliza: Windows - Macintosh
  • 2 - Acepte la opción Guardar en el disco, y finalmente guárdelo
  • 3 - Ejecute el archivo que bajó (ar500esp.exe o ar500esp.bin)
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.