Se complicó una causa en EE.UU.

Jueces criticaron la decisión de no pagar a los bonistas que no entraron en el canje de deuda
Martín Kanenguiser
(0)
25 de julio de 2012  

Una causa judicial que la Argentina perdió en primera instancia en EE.UU. se complicó en la audiencia desarrollada anteayer en Nueva York, por las fuertes críticas de dos jueces a la decisión del Gobierno de no pagarles a todos los bonistas.

Fuentes ligadas al caso indicaron a LA NACION que la audiencia en que la cámara de apelaciones debía escuchar la postura del Ministerio de Economía, los fondos buitre litigantes y el gobierno norteamericano había resultado "dura" para los abogados de la Argentina.

"Fue peor que lo esperado y crecieron las chances de que el Gobierno pierda", admitió.

Los jueces de la cámara de Nueva York tienen en sus manos este caso promovido por los fondos buitre Dart, Elliott y Aurelius; si fallaran en favor de los demandantes, se complicaría en forma total el pago de los bonos a los acreedores que aceptaron los canjes para salir del default en 2005 y 2010.

"¿Por qué alguien que puede leer le prestaría dinero alguna vez a la Argentina?", disparó una de las juezas, Roosemary Pooler, reflejando el cansancio de varios magistrados por tener que lidiar desde hace más de 10 años con los casos derivados del default argentino.

Pese a que los litigantes no aceptaron ninguna de las dos reestructuraciones que hizo la Argentina, lograron que el juez Thomas Griesa fallara en su favor en primera instancia. La base de esa sentencia es la aplicación amplia de la cláusula pari passu, que les otorga similares derechos y obligaciones que a los bonistas que aceptaron los canjes.

"Su obligación es tratarlos por igual", le dijo su par Reena Raggi al abogado que representa a la Argentina, Jonathan Blackman, del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP. Las dos juezas y su colega Barrington Parker dieron a entender que la Argentina no trata en forma equitativa a todos los acreedores, mientras que el Gobierno afirma que los fondos buitre sólo buscan litigar.

El eje de la controversia es la "ley cerrojo", que habilitó al Gobierno a hacer los dos canjes mencionados, pero que cerró la posibilidad de avanzar en negociaciones posteriores con los "holdouts".

Una fuente de uno de los bancos de inversión que negocian los bonos de la Argentina en EE.UU. dijo a LA NACION desde Nueva York que, antes de fin de año, la cámara podría dictar un fallo "intermedio".

"La mayor probabilidad es que la corte se incline por negar una interpretación de la cláusula pari passu en sentido amplio en favor de los acreedores, pero podría indicar que la ley cerrojo opera de manera discriminatoria", detalló.

Una fuente del Gobierno fue más tajante: "Si los jueces hacen caer este canje, se caen todos los que puedan venir en adelante en Europa y por eso el Departamento del Tesoro, que está en contra de muchas decisiones que tomamos, nos apoyó a través de un escrito [ amicus curiae ]".

Al respecto, Blackman señaló ante los jueces que la eventual ratificación de la sentencia de Griesa sería "una bomba nuclear".

Tras la audiencia, el embajador ante los EE.UU., Jorge Argüello, señaló que los holdouts "hicieron un mal negocio", al quedarse fuera de los canjes, pero admitió que su accionar en los tribunales de EE.UU. "complicó y retrasó el proceso de finalización del acuerdo de reestructuración".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.