Se consolida el repunte de la Bolsa

Ayer el Merval trepó un 4,62 por ciento
(0)
24 de abril de 2004  

Los atractivos precios a los que habían quedado las acciones tras las fuertes bajas registradas en las últimas jornadas, y la sensación generalizada de que el inicio de un ciclo alcista en las tasas internacionales será menos nocivo para los países periféricos de lo que fue en épocas pasadas fueron dos de las razones que ayer permitieron una generalizada recomposición de las cotizaciones en las plazas emergentes.

Dentro de esta tónica, la Bolsa de Buenos Aires fue una de las principales protagonistas, al terminar el día con una mejora del 4,62%, contra el 2,12% de avance en Brasil y el 0,72% de suba en México, entre otras.

La reversión se comenzó a notar al mediodía, cuando las órdenes de compra ingresadas en serie transformaron lo que se perfilaba como una nueva baja en una sostenida suba.

La tónica que imprimió la demanda (reflejada en un volumen de negocios que superó los $ 74 millones, el mayor en el mes) estuvo impulsada por compras oportunistas que buscaron tomar ventaja de los precios a los que habían quedado algunos papeles a los que se consideraba arrastrados por la corriente, pero sin motivos para ser tan castigados.

Sin embargo, lo que fue en principio un proceso selectivo de compras, derivó enseguida en otro generalizado, lo que al final del día puso en guardia a muchos operadores pensando en las ruedas de negocios por venir. "Me parece que muchos vinieron a buscar una pequeña revancha, pero con el ánimo de vender apenas hagan una diferencia", dijo a LA NACION un operador al explicar esa sensación.

Rodolfo Acosta, de Mercado Abierto, comentó que "la demanda principal se dirigió a los bancos. Este comportamiento pudo responder a la revalorización de los bonos", agregó al término de una rueda que dejó 48 alzas, 6 bajas y otros papeles sin cambios y que mostró al Grupo Galicia, con un avance del 8,33%, como el papel de mejor recorrido.

La otra referencia alude al derrotero de los títulos públicos. La suba alcanzó a los bonos nuevos (especialmente a los que ajustan capital por CER), pero se hizo más notoria entre los que están impagos: avanzó el 5% el global 2017 y casi un 3% los pares con vencimiento en 2008 y 2017.

"Aún no ha pasado el riesgo, pero esto ya tiene otro color", sintetizó Abel Areias, del UGS Group, al término de una jornada que dejó rostros más distendidos entre los que se dan cita a diario en los salones de la Bolsa.

Negocios récord con el dólar

En tanto, en la plaza cambiaria la cotización del dólar cayó un centavo al cerrar a $ 2,87 el tipo vendedor minorista, es decir, el que le cobran a los particulares que lo demandan.

Con todo, el precio del billete cerró la semana con una suba de 3 centavos, sustentada por una mayor demanda. El volumen de operaciones de ayer fue récord con más de US$ 270 millones en transacciones, la cifra más alta en lo que va del año.

Ocurre que a la demanda ya habitual del sector público (compró US$ 45 millones el BCRA y US$ 10 millones más el Nación) se sumó la de algunos inversores que están reorientando sus carteras convencidos de que el ciclo bajista del dólar en el mundo llegó a su fin con el próximo advenimiento de una suba en el costo del dinero.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.