Se demora la salida del proceso recesivo

Según un sondeo en los niveles altos
(0)
16 de diciembre de 2001  

Las probabilidades de que la economía se recupere el año próximo a partir de una mejora de la confianza, la baja de las tasas y una mayor disponibilidad del crédito parecen más que lejanas.

Así surge de un relevamiento realizado por la Fundación Capital (FC) que demuestra que los consumidores no se manifiestan dispuestos a endeudarse. De este modo, la reactivación de la demanda parece lejana.

El sondeo realizado por la fundación que conduce Martín Redrado arroja las siguientes conclusiones:

  • "En el mejor de los casos, si la Argentina logra dominar de manera ordenada los traumas económicos, evitando el default, la devaluación o la plena dolarización, podremos aspirar a un repunte de la actividad sólo en la segunda mitad de 2002".
  • "Sin embargo, dado el contexto externo adverso, el dinamismo del crédito interno será la principal variable que explique el crecimiento".
  • "La propensión a la toma de préstamos es bajísima. Más del 80% de la población no los tomaría en las actuales condiciones. Sólo el 24% de los entrevistados manifestó que tal vez dentro de un año estaría dispuesto a endeudarse".
  • Una baja en las tasas de interés y un aumento de los ingresos personales son dos condiciones que la población manifestó como indispensables para decidir la toma de créditos".
  • Sólo el 23,1% de la población dijo estar necesitada de tomar créditos.
  • En el primer grupo, el 32,3% dijo que necesita préstamos personales, el 16,9% apuntó a los destinados a operaciones comerciales y el 33,8% optó por los hipotecarios.
  • El resto se dividió entre compra de vehículos (4,6%; refinanciación de deudas (7,7), y otro tipo de operaciones (4,6%).
  • Para dentro de un año, entre el escaso 24% que se manifiesta dispuesto a endeudarse la mayor proporción se encuentra entre quienes aspiran a obtener los recursos para comprar una vivienda (38%).
  • Las razones por las cuales parece haber tan poca predisposición a financiarse con deuda son las siguientes:

  • El 51% de la población considera que la situación económica del país será peor dentro de un año, en tanto que el 32% piensa que todo estará igual. En síntesis, casi el 85% de los entrevistados no espera mejoras en la situación económica general.
  • En lo referente a las situaciones personales, el 58% de los entrevistados afirmó que está peor que un año atrás, mientras que el 32% dijo estar igual.
  • El 38% de la población prevé que su situación se mantendrá sin cambios el próximo año. El 26% espera que sus finanzas personales empeoren.
  • La Fundación Capital explica que comenzó a realizar la medición de lo que llama Indice de Confianza Crediticia porque considera que en la circunstancia actual esa demanda será la "llave de la recuperación económica a partir de las percepciones sociales". El índice se medirá mensualmente en adelante.

    El objetivo de la medición es tener un relevamiento sistemático para "analizar la evolución de la demanda de crédito bancario".

    El índice de confianza crediticia alcanzó en su primera medición de noviembre último un valor de 27,67.

    Los valores pueden ir de cero a cien y según la Fundación Capital el resultado de la primera medición "revela una endeble disposición a la toma de créditos en nuestro país. Prácticamente sólo una de cada cuatro personas pertenecientes al nivel socioeconómico medio alto considera que existen condiciones favorables para el endeudamiento bancario".

    La medición se hizo entre ciudadanos mayores de 18 años, pertenecientes a niveles socioeconómicos medio, alto y muy alto, dentro de la ciudad de Buenos Aires. La muestra abarcó 588 casos.

    Las opiniones fueron relevadas entre el 21 y 22 de noviembre último, una semana antes de que se conocieran las restricciones al movimiento en efectivo, que deprimieron todavía más el movimiento comercial y la propensión a las compras, con las escasas excepciones de inmuebles y automotores.

    Pero en realidad, en esos sectores donde las operaciones se hacen habitualmente a crédito no es esa modalidad la que volvió, sino la de poder utilizar los fondos que quedaron retenidos en las cuentas bancarias.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.