Rojo fiscal. Se desbordó el déficit de las cuentas públicas: subió 919% en un año