Se disparó el precio del petróleo