Se frenan las inversiones españolas

Endesa pospuso sus planes por US$ 3700 millones y Telefónica sigue ese camino
(0)
31 de diciembre de 2001  

MADRID (Bloomberg).- Endesa SA, la mayor empresa de energía de España, invirtió 12.000 millones de dólares en América latina en los últimos nueve años y compró empresas eléctricas en Chile, Brasil y la Argentina. Este mes, la firma decidió que ya es suficiente.

La empresa pospuso los planes para destinar otros 4200 millones de euros (3700 millones de dólares) a la región, que se ha visto afectada en los últimos años por el enfriamiento económico, los incumplimientos de la deuda y dos devaluaciones de moneda. "Cuando hay una recesión, hay que dedicarse a hacer eficientes y consolidar las compañías que ya tenemos", dijo el responsable ejecutivo de Endesa, Rafael Miranda, en Chile, después de anunciar una postergación en el proyecto de expansión de cinco años.

Empresas españolas como Telefónica SA, la mayor firma de telecomunicaciones del país, y Santander Central Hispano SA, banco número uno, invirtieron más de $ 80.000 millones en América latina en la última década, comprando empresas de telefonía, bancos y empresas eléctricas. Ahora están dando marcha atrás.

Las firmas se están viendo sometidas a una presión creciente por parte de los accionistas para que limiten su exposición a mercados extranjeros de alto riesgo. Así, están posponiendo sus inversiones hasta que las economías latinoamericanas recuperen sus anteriores ritmos de crecimiento y a que la Argentina salga de una recesión de tres años, de un incumplimiento de la deuda y de una devaluación inminente de su divisa.

La inversión por parte de empresas españolas en América latina se ha reducido a la mitad en los primeros seis meses del año, hasta 1700 millones de euros, según el ministro de Economía de España. Esa caída se habría agravado más allá de fines de 2001, según Francisco Utrera, secretario general de Comercio Exterior de España. Los analistas esperan que la inversión siga reduciéndose en 2002.

"Creo que los flujos de dinero hacia América latina no se reanudarán hasta fines del próximo año", dijo José Manuel Méndez, de la firma de intermediación financiera Gesduero SGIIC SA, en Madrid.

Las empresas españolas lideraron una oleada de inversiones en América latina a principios de la década de los noventa, ya que la región ofrecía un mercado con una lengua y una cultura comunes, que se abría a la inversión extranjera y a la competencia.

Con la demanda de servicios de telefonía y de energía creciendo a un ritmo más alto que en España, América latina ayudó a incrementar los resultados de diversas firmas españolas en los últimos años. Santander, por ejemplo, recibió cerca de un tercio de su ingreso neto de la región el año pasado, mientras que para Telefónica este porcentaje ascendió al 43 por ciento en la primera mitad de este año.

Pagando un precio

Ahora, las empresas están pagando el precio. Los analistas esperan que la Argentina devalúe su divisa, siguiendo medidas similares tomadas en Brasil en 1999 y en México en 1994.

La devaluación y el incumplimiento de los intereses de la deuda por parte de la Argentina podrían hacer que las empresas españolas pierdan más de 3000 millones de dólares, según los analistas.

Los dos mayores bancos españoles, SCH y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, podrían sufrir la mayor parte de esas pérdidas.

Los resultados de las compañías Telefónica y Repsol YPF también se verán afectados, ya que una depreciación del peso dañaría el poder adquisitivo de los argentinos, dijeron los analistas.

En septiembre, Telefónica Móviles canceló una oferta de compra de una participación de 54 por ciento en la brasileña Celular CRT Participaoes SA que aún no controlaba, por US$ 874 millones. Por su parte, BBVA retiró, en julio último, su oferta de adquirir por US$ 705 millones el 32 por ciento del Banco Francés argentino, que tampoco controlaba.

El grueso de la inversión en los últimos años ha correspondido a adquisiciones, como la compra por $ 15.000 millones de YPF, la mayor petrolera argentina, por parte de Repsol SA, en 1999.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.