Se gastó en deuda menos de lo previsto

El presupuesto para saldar pasivos cayó un 29% y permitió elevar otras partidas
(0)
25 de febrero de 2004  

Los gobiernos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner elevaron el gasto presupuestado para el año pasado en un 3,4%, unos $ 2111 millones. Pese a que el Congreso votó a principios de 2003 una ley de presupuesto que preveía un gasto de $ 61.618 millones, el Ejecutivo elevó esa meta a $ 63.729 millones, según destaca un informe difundido ayer por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

El cambio, sin embargo, no significa que efectivamente hayan aumentado las erogaciones. De hecho, el estudio del Cippec indica que al 31 de diciembre último se había devengado sólo un 78,35% de lo previsto por el Gobierno.

Lo llamativo del informe consiste en que el presupuesto destinado al pago de los servicios de la deuda disminuyó en $ 4089 millones, un 29%, y permitió reasignaciones del gasto hacia otras partidas. La razón de que se saldaran menos pasivos no se explica por el default de los bonos sino porque los pagos a organismos multilaterales y otros acreedores se habían proyectado en un principio con un dolar más apreciado del que finalmente hubo.

Rescate de cuasi monedas

El Gobierno aprovechó el ahorro que supuso la apreciación del peso para utilizar ese dinero en el rescate de cuasi monedas, financiar las elecciones y aumentar el gasto social y el educativo. Estos cambios reflejan, según el Cippec, cambios en las prioridades del Gobierno a la hora de gastar los recursos que ingresan en el Estado por los impuestos que pagan los ciudadanos.

Parte de lo que no se gastó en deuda, unos $ 2990 millones, sirvió para elevar el presupuesto del rubro de seguros y finanzas, relacionado al rescate de las Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales (Lecop), que había creado el gobierno de Fernando de la Rúa. Otros $ 827 millones fueron a engrosar el gasto previsto para las relaciones con las provincias.

Más allá de las discusiones actuales entre el senador Carlos Reutemann (PJ-Santa Fe) y la gestión de Néstor Kirchner, se transfirieron $ 150 millones a esa provincia por las inundaciones del año pasado. Otros $ 30 millones llegaron a Entre Ríos.

Una modificación del régimen de coparticipación federal de impuestos le proporcionó $ 153 millones más a la Capital Federal. Una suba del 45%.

El Gobierno presupuestó unos $ 190 millones adicionales para las elecciones nacionales de presidente, diputados y senadores de 2003. Se necesitó más dinero porque se desdoblaron los comicios generales de los provinciales y porque se debió organizar la segunda vuelta electoral, que nunca se concretó por la renuncia de Carlos Menem a la candidatura.

La promoción y asistencia social recibió $ 460 millones más de presupuesto por la mayor recaudación del impuesto a las ganancias. La suba de las jubilaciones mínimas elevó las prestaciones previsionales un 7%, a $ 887,6 millones. Por la incorporación del incentivo docente al presupuesto, se gastaron $ 180 millones de más.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.