Se intenta reabrir líneas de crédito del exterior

El Banco Central va a realizar gestiones
(0)
20 de diciembre de 2001  

El Banco Central (BCRA) proyecta colocar en un fideicomiso financiero los títulos públicos que recibe de los bancos como garantía para las operaciones de pase (asistencia monetaria) en un intento por mejorar la contabilidad de esta tenencia y, por lo mismo, favorecer el cómputo total de las reservas monetarias del sistema.

La medida, que fue analizada ayer en el consejo directivo de la entidad monetaria, sería anunciada mañana, pero virtualmente no tiene impacto en la operatoria del sistema financiero local.

En otro orden, el titular del BCRA, Roque Maccarone, tomó contacto ayer con banqueros para solicitarles, además, que sean expeditivos a la hora de informar que líneas financieras que oportunamente hayan pactado con bancos del exterior se mantienen activas.

El requerimiento es el paso previo para una serie de gestiones que desde la entidad monetaria se realizarán para reactivar en breve esas líneas, habida cuenta de que la conducción del BCRA tiene un compromiso de apoyo para esas gestiones de los organismos financieros internacionales. El objetivo es recomponer la liquidez del sistema local y toma en cuenta que, al término del último mes, las líneas comerciales contratadas por entidades con actuación local cayeron 19,5%, en tanto que las financieras lo hicieron un 7,3 por ciento.

En otro orden, el BCRA dispondrá en los próximos días algunas medidas para ajustar el esquema de restricciones para los depósitos bancarios que no estén relacionados con los salarios. La determinación es ajustar los controles para que se respete el techo de $ o US$ 250 semanales a las extracciones de fondos por persona, cualquiera que sea el número de cuentas abiertas por un mismo titular.

Con ese propósito el BCRA emitió anteayer una circular en la que se solicitó a los bancos un informe detallado sobre los titulares de cajas de ahorro en una o en varias entidades, que deberán remitir mediante diskettes, una vez a la semana.

Los bancos deberán girar mañana el primer informe, por lo que se cree que el ajuste de la restricción sería definido luego de Navidad. El objetivo es frenar el drenaje de los depósitos totales del sector privado, que entre el 3 y el 14 del actual bajaron de 62.304 millones a 61.860 millones, lo que implica una merma promedio diaria de 44 millones de pesos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.