Se mantienen en el interior los reclamos por la crisis del campo