Se normalizó esta medianoche la distribución de combustible

El titular del gremio de camioneros, Hugo Moyano, se reunió esta tarde con el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian, quien se comprometió a brindar "mayores medidas de seguridad"
(0)
28 de abril de 2004  • 00:20

Una asamblea de camioneros resolvió finalizar el paro de transorte de combustible esta medianoche.

El titular de la Federación de Camioneros, Hugo Moyano, adelantó esta tarde que a "medianoche, se normalizará la distribución de combustibles" desde las petroleras a la estaciones de servicios, luego de que el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian, les prometiera "mayores medidas de seguridad".

"Salimos muy satisfechos de la reunión con Arslanian", declaró Moyano a la agencia DyN, esta tarde, al término del encuentro que mantuvo con el responsable de la seguridad en territorio bonaerense.

"El ministro se comprometió a investigar el robo de combustibles en sus distintas formas", aclaró Moyano.

El paro de los choferes transportistas de combustibles, iniciado hoy en reclamo de mayor seguridad, se desarrolló este mediodía con un alto nivel de acatamiento.

"Este es un paro en resguardo de la vida de los trabajadores, por eso es una fuerte medida de fuerza a la que los trabajadores camioneros del combustible acataron en forma total", aseveró Moyano en declaraciones a la prensa formuladas en las terminales de la empresa Repsol-YPY, ubicadas en el barrio de Dock Sud, de Avellaneda, donde concurrió a acompañar a los trabajadores.

Por su parte, el secretario de organización del Sindicato de Camioneros, Mariano Silva, confirmó hoy la continuidad del paro de los choferes transportistas de combustibles "hasta la medianoche" y dio cuenta de la posibilidad de un encuentro para esta tarde con el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanián, y con autoridades nacionales, para analizar la problemática de la inseguridad en el sector.

"El paro es por 24 horas y se mantiene, vamos a ver el resultado de las reuniones de esta tarde con distintos funcionarios", afirmó Silva, quien señaló que "acá lo urgente es solicitar el urgente contralor sobre las denominadas zonas liberadas".

En tanto, Moyano denunció que en el rubro del combustible "hay más de 70 camiones robados" y sostuvo que, si a eso se le suman los camiones robados en otras actividades del transporte, "el robo y la inseguridad es muchísima más".

Por ese motivo, el líder de la CGT disidente no descartó la posibilidad de que el paro que comenzaron a realizar hoy los transportistas de combustibles se haga extensivo a todas las áreas del transporte.

"Si la inseguridad pone en riesgo la vida, el trabajo y la salud de los camioneros, acá no se descarta nada y no se descarta un paro nacional para la actividad", aseveró Moyano en declaraciones a la prensa.

Con piquetes de camiones en la destilería Shell, de Dock Sud, comenzó esta mañana un paro de transporte de combustibles en diversos lugares de la provincia de Buenos Aires, en demanda de seguridad.

La huelga formalmente comenzó a las 0, pero se hizo efectiva recién a las 7 con la instalación de unos 50 camiones en la destilería ubicada en Suárez y De Benedetti, que impiden la entrada y salida de vehículos.

La medida se extenderá durante todo el día, pero si no aparecen respuestas a los reclamos, se convocará a un paro nacional por el término de 72 horas "hasta que aparezcan las soluciones", informó el gremio.

Dirigentes del sindicato provincial de camioneros aseguraron que en los últimos tres meses fueron robados más de 300.000 litros de diferentes combustibles y que "en todos los casos los compañeros fueron agredidos, incluso baleados, privados de su libertad y posteriormente maltratados por la policía cuando iban a hacer la denuncia".

"Los camiones que hemos cruzado frente a la puerta de la estación de carga de Repsol YPF de La Plata van a permanecer hasta las cero de mañana, si es que el gremio no dispone prolongar el paro", apuntó Héctor Dufour, uno de los dirigentes que organizó el piquete.

El paro abarca a La Matanza, Dock Sud, La Plata, Junín, Bahía Blanca, Campana y Zárate. El pedido de seguridad se generó como consecuencia de que en los últimos dos meses se robaron 70 unidades, según indicó el sindicato.

Fuente: DyN y Télam

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.