Se podría pasar de una AFJP al Estado

Prometen ampliar el nivel de cobertura
(0)
14 de mayo de 2003  

Los equipos que acompañan a Néstor Kirchner prevén impulsar un cambio en el sistema previsional para que los afiliados a las AFJP puedan pasarse, si así lo desean, al régimen de reparto. Sin embargo, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, que en los últimos días arremetió con fuerza contra el sistema de capitalización, no tiene elaborado un proyecto concreto de reforma que, a juicio de los especialistas en el tema, debería considerar varios aspectos, como la redefinición del esquema de aportes de los autónomos y el pago de una prestación universal para los que están sin cobertura.

En rigor, el tema sería considerado como continuidad de una mesa de diálogo que se desarrolló el año pasado en la Secretaría de Seguridad Social -a cargo de Alfredo Conte Grand-, que generó una serie de documentos que no tuvieron el consenso de todas las partes. Es que los referentes de las AFJP y de la Unión Industrial Argentina se negaron a firmar un informe de esa comisión porque, entre otros puntos, admitía como alternativas la de enviar una parte de los aportes de los trabajadores a la AFJP y otra al sistema de reparto, y la posibilidad de obligar a estar en el sistema estatal a todos los que cobren hasta un determinado nivel salarial.

En una charla que dio ayer por la tarde en el ámbito académico de la Escuela de Dirección de Empresas de la UADE, Carlos Tomada, referente de Kirchner en temas laborales, se refirió a esa mesa de diálogo y sostuvo que se debe ir hacia un "sistema de seguridad social universal, solidario, plural, equitativo y sustentable". Eso implicaría la garantía de una prestación mensual para todos los mayores que lleguen a la edad de la jubilación sin derecho a un haber.

Plan de las administradoras

Desde el sector de las administradoras privadas optaron por mantenerse en silencio luego de las declaraciones de Lavagna, que anteayer las acusó al sistema de estar "en el corazón de la crisis" y de haber causado el déficit del Estado.

Hace pocos días, la Unión de AFJP difundió, a través de su boletín institucional, un proyecto propio, que en su punto más controvertido prevé la eliminación de la posibilidad que hoy tienen los trabajadores, cuando ingresan al mercado laboral, de optar por el régimen de reparto estatal.

En su disertación frente a directivos de empresas, Tomada se refirió también ayer a la necesidad de que el Estado tenga una política salarial definida, como una de las herramientas para que el crecimiento sea con equidad social. "Cada actividad tendrá que resolver sus salarios, pero es necesario que los actores sociales y el Estado pongan un piso", consideró.

De la conferencia, coordinada por el abogado Daniel Funes de Rioja, también participó la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, y quedó vacía la silla en la que iba a sentarse Carlos Torres, referente de Carlos Menem, ya que la actividad había sido pensada como un debate de ideas de los técnicos que, en el área laboral, acompañaron a los dos hasta ayer candidatos a presidente de la Nación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.