Se redujo la siembra de maíz y crecieron las de girasol y soja

Por el efecto de las lluvias de primavera
(0)
22 de diciembre de 2001  

Las inundaciones que afectaron a la mayor parte de la pampa húmeda provocarán una merma en la cosecha de maíz.

Según el informe de estimaciones agrícolas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagpya), las malas condiciones climáticas dificultaron la siembra del maíz durante la primavera.

En cambio, para el trigo se espera un volumen de 16 millones de toneladas por la evolución favorable que experimentó en las últimas semanas la cosecha fina.

Además, se espera un récord histórico en la siembra sojera de esta campaña, así como un incremento en el implante proyectado para el girasol, que se ubicaría, en este caso, en alrededor de un 6 por ciento, respecto del año pasado, impulsado por las condiciones favorables que presenta el mercado.

Las dificultades climáticas que se presentaron en gran parte de la llanura pampeana obligaron a los productores a reemplazar superficies que inicialmente se iban a dedicar a otros cultivos (fundamentalmente maíz) con soja y girasol, ayudados también por la plasticidad que los mismos presentan en cuanto a su época de siembra que posibilitan su implantación más tardíamente.

En cuanto a la siembra de soja, se proyecta concretar la mayor área sembrada de la historia en el país.

Las estimaciones oficiales de cobertura indican un incremento importante del área, que se ubicaría alrededor del 6,5 por ciento en relación con la campaña anterior, que cubrirían una superficie por sembrar superior a los 11,3 millones de hectáreas.

La siembra de la oleaginosa se encuentra retrasada en Buenos Aires (casi 15 puntos porcentuales respecto al año anterior), pero debido a la dilatada época de siembra que presenta, permite destinar áreas que no se pudieron concretar con maíz, con lo cual se obtendría esta importante cobertura.

Para el girasol, en tanto, se pronostica un incremento de superficie por sembrar cercano al 4 por ciento, que de concretarse en su totalidad alcanzaría las 2,05 millones de hectáreas.

Esta suba en las expectativas de siembra se basan fundamentalmente en la atracción que ejerce el precio del producto en los mercados a futuro.

Respecto de la cosecha de maní, se estima que se logrará implantar para esta campaña una superficie cercana a las 225 mil hectáreas, cifra que muestra una disminución en relación con la campaña anterior cercana al 10 por ciento, basada en una baja de las expectativas en el precio.

Disminución

Para el maíz, se prevé una disminución cercana al 22 por ciento en relación con el área anterior, previéndose implantar 2,6 millones de hectáreas.

Ese recorte, según el informe de la Sagpya, obedece a las dificultades climáticas que se presentaron en los últimos meses, que afectaron principalmente la zona núcleo bonaerense, el oeste de Buenos Aires, sur de Santa Fe y Córdoba.

En Buenos Aires, el atraso en el implante es importante ya que, si se compara con el año anterior, en esta fecha se había concretado el 98 por ciento del área contra sólo el 86 de la actual campaña.

Los números de los granos gruesos

11,3

Más superficie.
Es la cantidad de millones de hectáreas que se cubrirían con soja y representan un incremento del 6,5 por ciento respecto de 2000/01.

22%

En baja.
Es lo que disminuirá la siembra de maíz en comparación con la anterior campaña por las lluvias que afectaron a Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y La Pampa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.