En picada. Se volvieron a desplomar en abril la producción, las ventas y las exportaciones de autos